¿La Teoría de la Evolución Necesita Re-Pensarse? y ¿Qué es la Fundación Templeton?

Darwin. BookIntroducción  por Krisangel23. 

Desde los tiempos de Charles Darwin la teoría científica de la evolución ha tenido constantes actualizaciones sobre el conocimiento del hecho evolutivo por parte de muchas distintas especialidades de las ciencias naturales enfocadas en el estudio de los seres vivos, entre ellas han surgido diversos, nuevos y no tan nuevos procesos biológicos que participan para dar explicación a la evolución biológica. En el año 2014 hubo un debate entre 2 grupos de científicos evolucionistas el primero de ellos dice que la teoría necesita un cambio urgente  para ser comprendida, el segundo grupo niega esa afirmación y defienden que a pesar de todos los nuevos descubrimientos no significan borrón y cuenta nueva para  la Teoría Sintética de la Evolución, llamada también Teoría Neo-Darwinista o “Teoría Evolutiva Estándar”. (Clik en las imágenes para verlas mejor.)

Como una continuación de este artículo publicado en la revista científica Nature en Metrópolis Escéptica añado la respuesta que también dio el científico evolucionista Jerry Coyne Catedrático Emerito de la Universidad de Chicago al responder las afirmaciones del primer grupo desde su página web Why Evolution is True en una serie de 3 pequeños artículos en serie, pues resultará muy interesante dar a conocer el hecho de como organizaciones multimillonarias religiosas como La Fundación Templeton esta pagando sumas millonarias de dólares a científicos para que re interpreten la teoría evolutiva a su gusto, muy posiblemente para forzar una vinculación con ideas pseudocientíficas como las del diseño inteligente o intentar influir en la gente una visión de la naturaleza que no sea tan contraria a una entidad benevolente sobrenatural o por lo menos diluir en gran medida esa realidad de la naturaleza biológica.

En la última sección del artículo explicó:  ¿Qué es la Fundación Templeton? y algunas curiosidades relacionadas a los ganadores del premio millonario que otorgan.

Artículo publicado en Nature.

I La Teoría de la Evolución Necesita Re-Pensarse. Primer Grupo. Si Urgentemente.

KevinPicture2-360x360

Científico Evolucionista Kevin Laland.

 Sin un marco revolucionario extendido, la teoría ignora procesos clave, dice Kevin Laland y colegas.

Charles Darwin concibió la evolución por selección natural sin saber que los genes existían. Ahora la teoría evolutiva dominante ha venido a centrarse casi exclusivamente en herencias genéticas y procesos que cambian las frecuencias de los genes.

No obstante, información nueva proveniente de campos adyacentes está comenzando a minar esta postura cerrada. Una visión alternativa de la evolución comienza a cristalizarse, en la cual los procesos por los cuales crecen y se desarrollan son reconocidos como causas de la evolución.

Algunos de nosotros primero nos reunimos para discutir sobre esos avances 6 años atrás. Desde entonces, como miembro de un equipo interdisciplinario, hemos trabajado intensamente para desarrollar un marco de trabajo más amplio, denominado como Síntesis Extendida Evolucionista (Extended Evolutionary Synthesis, EES)[1], y para mostrar su estructura, suposiciones y predicciones. En esencia, esta síntesis mantiene esos importantes propulsores de la evolución, unos que no pueden ser reducidos a los genes, deben de ser entretejidos en la mismísima estructura de la teoría evolucionista.

Creemos que la SEE (EES, por sus siglas en inglés) mostrará cómo trabaja la evolución. Creemos que los organismos son construidos en el desarrollo, no simplemente «programados» para desarrollarse por los genes. Los seres vivos no evolucionan para encajar en ambiente preexistentes, pero co-construyen y co-evolucionan con sus ambientes, cambiando la estructura de los ecosistemas en el proceso. El número de biólogos pidiendo por un cambio en la manera en la que la evolución está conceptualizada está creciendo rápidamente. Fuerte apoyo viene de disciplinas aliadas, particularmente de la Biología del Desarrollo, pero también de genómica, epigenética, ecología y ciencias sociales[1][2]. Sostenemos que la biología evolutiva necesita de revisión si pretende beneficiarse ampliamente de esas otras disciplinas. La data que apoya nuestra posición se vuelve más fuerte cada día. 

Sin embargo, la meta mención de la SEE (EES) invoca una reacción emocional, a veces hostil, entre biólogos evolucionistas. Muy a menudo, discusiones vitales se rebajan a acrimonia [nota del traductor: se refiere a un tipo de discusión áspera, agresiva, o crítica], co acusaciones de estar confundido o de distorsión. Quizás perseguidos por el espectro del diseño inteligente, los biólogos evolutivos desean mostrar un frente unido a aquéllos hostiles a la ciencia. Algunos pueden tener que recibirán menos fondos y reconocimientos si los que están fuera de estos campos —tales como fisiólogos o biólogos de el desarrollo— inundan sus campos.

No obstante, otro factor es más importante: muchos biólogos evolucionistas convencionales estudian los procesos que, argumentamos, están siendo descuidados, pero ellos los comprenden muy diferentemente (ver no, todo está bien —el contrapunto de este artículo—). Esto no es una tormenta en el salón de la academia, es una lucha por la mismísima alma de la disciplina.

Aquí articulamos la lógica de la SEE (EES) con la esperanza de eliminar un poco del calor de esta discusión y alentar una discusión abierta sobre las causas fundamentales del cambio evolutivo (ver información sumplementaria; go.nature.com/boffk7 )

Valores centrales. 

descarga

Conejo afectado por el virus Myxoma.

 El núcleo de la teoría evolutiva vigente fue forjado en los años 1930 y 1940. Combinó selección natural, genética, y otros campos en un consenso sobre cómo ocurre la evolución. Esta «síntesis moderna» permitió a el proceso evolutivo ser descrito matemáticamente como frecuencias de variaciones genéticas en una población que cambian a través de el tiempo —como, por ejemplo, en esparcimiento de la resistencia genética del virus myxoma en los conejos.

En las décadas desde entonces, la biología evolutiva ha incorporado desarrollos consistentes con los principios de la síntesis moderna. Una siendo la «teoría neutral», que hace énfasis en eventos aleatorios en la evolución. Sin embargo, la teoría evolutiva estándar (SET, por sus siglas en inglés) retiene mayormente las mismas suposiciones que la síntesis moderna original, que continúan canalizando la manera en la que la gente piensa sobre la evolución.

La teoría que la SET menciona es simple: nuevas variaciones surgen a través de mutaciones genéticas aleatorias; la herencia ocurre a través de el ADN (DNA, por sus siglas en inglés); y la selección natural es la única causa de la adaptación, el proceso por el cual los organismos se convierten [nota del traductor: «convierten» hace referencia a cómo sobreviven los que tienen ventaja sobre los organismos con los que compite, los organismos en desventaja tiene tendencia a morir y no dejar descendencia, lo que impide que pueda pasar sus genes a otra generación] en mejores adaptados a su ambiente. Desde esta perspectiva, la complejidad de el desarrollo biológico —los cambios que ocurren mientras que el organismo crece y se hace viejo— son secundarios, incluso de menor importancia.

 Desde nuestra perspectiva, este enfoque «gen-céntrico» falla en capturar la amplia gama de procesos que comandan la evolución. Las piezas faltantes incluyen cómo los desarrollos físicos influencian la generación de variación (sesgo del desarrollo); cómo el ambiente forma directamente los rasgos de un organismo (plasticidad); cómo los organismos modifican el ambiente (construcción de nicho); y cómo los organismos transmiten más que genes a través de las generaciones (herencia extra genética). Para la TEE (Teoría Evolutiva Estándar), esos fenómenos son sólo resultado de la evolución. Para la SEE (EES), también son la causa.

Una comprensión valiosa en las causas de la adaptación y la aparición de rasgos nuevos viene de el campo de biología evolutiva del desarrollo (‘evo-devo’). Algunos de sus hallazgos experimentales están probando ser difíciles de asimilar en la SET. Particularmente problemático es la observación de que mucha variación no es aleatoria, porque procesos de el desarrollo generan ciertas formas más fácilmente que otras[3]. Por ejemplo, entre un grupo ciempiés, cada una de las más de 1000 especies tiene un número impar de segmentos con patas, por causa de los mecanismos de el desarrollo de segmentos[3]. 

Evol1 Desde nuestra perspectiva, este concepto —sesgo del desarrollo— ayuda a explicar cómo los organismos se adaptan a los ambientes y se diversifican en tanta especies diferentes. Por ejemplo, los peses cíclidos, en el lago Malawi, son más cercanos a otros cíclidos en el lago Malawi, que ésos que están en el lago Tanganyika, pero las especies en ambos lagos tienen formas corporales asombrosamente similares[4]. En cada caso, algunos peses tienen labios grandes y carnosos, otros frentes sobresalientes, otros mandíbulas robustas y pequeñas. 

La SET o (TEE, por sus siglas en español) explica tales paralelos como evolución convergente: condiciones ambientales similares seleccionan variaciones genéticas con resultados equivalentes. Esta explicación requiere de coincidencias extraordinarias para explicar los paralelos múltiples que evolucionan independientemente en cada lago. Una hipótesis más sucinta es que el sesgo del desarrollo y la selección natural trabajan juntas[4][5]. En vez de que la selección natural sea libre de traspasar cualquier posibilidad física, ésta está guiada a través de rutas abiertas por los procesos del desarrollo[5][6].

Otro tipo de sesgo del desarrollo ocurre cuando los individuos responden a su ambiente al cambiar su forma —un fenómeno llamado plasticidad. Por ejemplo, la forma de una hoja cambia con el agua en el suelo y la química. La TEE ve esta plasticidad como un mero ajuste, o incluso ruido. La SEE lo ve como un primer paso plausible en la evolución adaptiva. El hallazgo importante aquí es que la plasticidad no sólo permite a los organismos arreglárselas en nuevas condiciones ambientales, sino también generar rasgos que estarían bien adaptados para ellos. Si la selección preserva variantes genéticas que responden efectivamente cuando las condiciones cambian, entonces la adaptación ocurre mayormente por la acumulación de variantes genéticas que estabilizan un rasgo luego de su primera aparición[5][6]. En otras palabras, es a menudo el rasgo quien viene primero; los genes que lo cementan o unen le siguen, algunas veces varias generaciones más tarde[5].

 Los estudios de los peces, aves, anfibios e insectos, sugieren que las modificaciones que fueron, inicialmente, inducidas ambientalmente, pueden promover la colonización de nuevos ambientes y facilitar la especiación[5][6]. Algunos de los ejemplos mejor estudiados de esto son los peces, tales como los espinosos y la trucha ártica. Las diferencias en las dietas y condiciones de los peses que viven en el fondo y en la superficie han inducido formas del cuerpo distintas, que aparentan estar evolucionando un aislamiento reproductivo, una etapa en la formación de nuevas especies. El número de especies en un linaje no depende únicamente en cómo las variaciones genética aleatorias son empujadas a través de diferentes tamices ambientales. También depende en las propiedades del desarrollo que contribuyan a la «evolutividad» del linaje.
 
 En esencia, la Teoría de la Evolución Estandar trata al ambiente como una «condición de fondo», que puede activar o modificar la selección, pero no es en sí parte del proceso evolutivo. No diferencia entre cómo las termitas se adaptan a los montículos que ellas construyen y, dígase, cómo los organismos se adaptan a erupciones volcánicas. Nosotros vemos esos casos como fundamentalmente diferentes[7]. 

Las erupciones volcánicas son eventos idiosincrásicos, independientes de las acciones de los organismos. En contraste, las termitas construyen y regulan sus hogares en una manera direccional y repetible que está formada por selecciones pasadas y que instigan futuras selecciones. Similarmente, los mamíferos, las aves e insectos, defienden, mantienen y mejoran sus nidos —respuestas adaptivas a la construcción de nidos que han evolucionado una y otra vez[7]—. Esta «construcción del nicho», tal como el sesgo del desarrollo, significan que los organismos pueden co-dirigir su propia evolución al cambiar sus ambientes sistemáticamente, y de ese modo sesgar (cortar) la selección (natural)[7].

 La herencia más allá de los genes.

135621237 La TEE ha considerado desde hace mucho tiempo los mecanismos de herencia fuera de los genes como casos especiales; la cultura humana siendo un ejemplo principal. La SEE reconoce explícitamente que las similaridades padre-cría resultan en parte de que los padres reconstruyen sus propios ambientes de desarrollo para sus crías. La «Herencia extragenética» incluye la transmisión de marcas epigenéticas (cambios químicos que alteran la expresión de el ADN, pero no la secuencia subyacente) que influencian la fertilidad, longevidad y resistencia a las enfermedades a través taxa (un grupo de organismos emparentados)[8]. Además, la herencia extragenética incluye comportamiento socialmente transmitidos en animales, tal como el romper nueces de los chimpancés o los patrones migratorios de los peses de arrecife[8][9]. También abarca esas estructuras y condiciones alteradas que los organismos dejan a su descendencia a través de la construcción de nicho —desde las represas de castores a los suelos procesados por lombrices[7][10]—. Investigaciones hechas desde la década pasada han establecido que tal herencia está tan esparcida que debería ser parte de la teoría general. 

Modelos matemáticos de dinámicas evolutivas que incorporan la herencia extragenética hacen predicciones diferentes a esos que no lo hacen[7-9]. Modelos inclusivos ayudan a explicar el amplio rango de fenómenos intrigantes, tal como la rápida colonización de America del Norte por el carpodaco doméstico[nota del traductor: también como camachuelo o pinzón mexicano], el potencial adaptativo de plantas invasivas con baja diversidad genética, y cómo el aislamiento reproductivo se establece.

Tales legados pueden incluso generar patrones macroevolutivos. Por ejemplo , la evidencia sugiere que las esponjas oxigenaron el océano, y al hacerlo crearon oportunidades para que otros organismos pudieran vivir en lecho marino[10]. Data de los fósiles acumulados indican que las modificaciones heredadas de los ambientes por las especies ha facilitado repetidamente, algunas veces luego de millones de años, la evolución de nuevas especies y ecosistemas[10]. 

 Mejores juntos.

Las perspectivas de arriba derivan de diferentes campos, pero calzan juntas con sorprendente coherencia. Muestran que la variación no es aleatoria, que hay más en la herencia que los genes, y que hay múltiples rutas para acomodamiento entre organismos y ambientes. Importantemente, demuestran que el desarrollo es una causa directa del porqué y cómo la adaptación y especiación ocurren, y de los patrones y ritmos de el cambio evolutivo.

La Teoría Evolutiva Estándar (SET por sus siglas en inglés) hace referencia a esos fenómenos de una manera que mina su importancia. Por ejemplo, a el sesgo del desarrollo generalmente se le atribuye colocar «limitaciones» en qué puede lograr la selección —un estorbo que sólo explica la falta de adaptación—. En contraste, la SEE reconoce los procesos de el desarrollo como un elemento creativo, delimitando cuáles formas y rasgos evolucionan, por tanto explica el porqué los organismos poseen los caracteres que poseen. 

Los investigadores desde los campos de fisiología y ecología a antropología, están yendo en contra de las suposiciones limitantes de el marco evolutivo estándar, sin darse cuenta que otros están haciendo lo mismo. Creemos que la pluralidad de perspectivas fomenta el desarrollo de hipótesis alternativas, y estimula el trabajo empírico. Ya no más un movimiento de protesta, la SEE es ahora un marco creíble inspirando un trabajo útil al traer diversos investigadores bajo un techo teorético para efectuar un cambio conceptual en la biología evolutiva.

Kevin Laland. Miembro de la Royal Society of Edinburg, no confundir con la máxima comunidad científica de Inglaterra The Royal Society. Catedrático de biología evolutiva y de comportamiento en la universidad de St. Andrews, Reino Unido.

Tobías Uller.  Catedrático en la Universidad de Lund.

Marcus W. Feldman. Miembro de The National Academy of Sciences. Catedrático en la Universidad de Stanford. 

Kim Sterenly. Es Filósofo de la Ciencia. Catedrático de la Australian National University.

Gerd B. Müller.  Presidente del Instituto Korand Lorenz for Evolution and Cognition Research, Klosterneuburg, Austria . Catedrático de la Universidad de Viena.

Armin Moczek. Miembro de la American Association for the Advancement of Science. Catedrático de la Universidad de Indiana, USA.

Eva Jablonka. Catedrática en la Universidad de Tel Aviv.

John Odling-Smee.  Miembro emérito de la Universidad de Oxford, no es catedrático en la actualidad.

 

II La Teoría de la Evolución Necesita Re-Pensarse. Contrapunto: No, todo está bien.

 

111211_evolution3

Científico Evolucionista Greg Wray junto a dos estudiantes. (En medio.)

 La teoría aloja evidencia a través de la síntesis sin descanso, dicen Gregory A. Wray, Hopi E. Hoekstra  y colegas.

En octubre de 1881, solo seis meses antes de su muerte, Charles Darwin publicó su último libro. The Formation of Vegetable Mould, Through the Action of Worms (La Formación del Moho Vegetal, a través de la Acción de Gusanos) con una alta venta: las publicaciones anteriores de Darwin le habían asegurado una reputación. Dedicó un libro entero a esas humildes criaturas en parte porque ellas ejemplificaban un interesante proceso de retroalimentación: los gusanos de tierra se han adaptado a crecer en un ambiente que ellos modifican a través de sus propias actividades.

Darwin aprendió sobre gusanos de tierra de sus conversaciones con jardineros y de sus propios experimentos simples. Tenía una gran habilidad por comprender a fondo los procesos evolutivos en parte después de años de observaciones y experimentos y tomó conocimiento prestado de campos tan variados como la agricultura, geología, embriología y el comportamiento. El pensamiento evolutivo desde entonces ha seguido la guía de Darwin en su énfasis en la evidencia y en la síntesis de información desde otros campos del saber.

Durante los 1920, cuando un puñado de personas bien versadas en la ciencia de las estadísticas y genetistas comenzaron silenciosamente a establecer las bases para una transformación dramática. Su trabajo comenzado entre 1936 y 1947 culminó en la «síntesis moderna», la cual fue unida a el concepto de Darwin sobre la selección natural con el naciente campo de la genética y, en menor medida, la paleontología y la sistemática [Nota del traductor: sistemática es la rama dentro de la biología que se encarga de la relación entre los organismos y la taxonomía]. Mucho más importante, colocó las bases teóricas para entendimiento riguroso y cuantitativo de la adaptación y la especiación, dos de los procesos evolutivos más fundamentales.

El-gen-egoísta-30-aniversario-edicióncon-una-nueva-introducción-del-autor

Libro El Gen Egoísta. Las bases biológicas de nuestra conducta. Portada del 30 aniversario de su publicación del científico evolucionista Richard Dawkins.

 Desde aquellas décadas, generaciones de biólogos evolucionistas han modificado, corregido, y extendido los marcos de la síntesis moderna en infinidad de maneras. Como Darwin, ellos han sacado bastante de otros campos. Cuando los biólogos moleculares identificaron a el ADN (Acido Desoxirribonucleico) como la base material de la variación de rasgos y herencia, por ejemplo, sus descubrimientos catalizaron extensiones fundamentales a la teoría evolutiva. Por ejemplo, la comprensión de que muchos cambios genéticos no tienen consecuencias para que el organismo se adapte mejor o peor en el ambiente [nota del traductor: la palabra original era «fitness», en inglés, y tomando en cuenta una definición alternativa propia de el caso de la biología, esto hace referencia a la habilidad de un organismo para adaptarse a un ambiente o llevar a cabo una tarea; difiere en cierta medida a lo que, los hispano hablantes, por el préstamo de esta palabra, entendemos, y asociamos con salud, bienestar, o forma física optima] llevó a mayores avances teóricos en la genética poblacional. El descubrimiento de el ADN «egoísta» provocó discusiones sobre la selección al nivel de los genes en vez de rasgos ( Nota del editor: Desde la publicación del libro El Gen Egoísta de Richard Dawkins. ) La selección de parentesco o familiar, que describe cómo los rasgos que afectan a los familiares son seleccionados, representa otra extensión[12].

 Sin embargo, hay biólogos evolucionistas (ver: «Sí, urgentemente») que argumentan que la teoría se ha osificado alrededor de los conceptos genéticos. Más específicamente, ellos argumentan que cuatro fenómenos son procesos evolutivos importantes: plasticidad fenotípica [nota del traductor: en algunas ciencias se entiende como «plasticidad» a cuán probable o cuánta tendencia tienen al cambio; este caso hace referencia a cuán probable es que un organismo cambie su fenotipo, eso es sus características físicas, frecuentemente definidas por el genotipo, por alguna razón; en su teoría extendida, la razón sería el ambiente], construcción de nicho, herencia inclusiva, y el sesgo del desarrollo [nota del traductor: esto hace referencia a que, el estado de un organismo en cuestión, coloca una imposición o tiene efecto sobre qué modificaciones genéticas puede desarrollar o son viables para tal organismo.

No podríamos estar más de acuerdo. Nosotros mismos las estudiamos. Pero no pensamos que esos procesos merezcan tal atención especial como para ameritar un nombre tal como «Síntesis Evolutiva Extendida(SEE)». Abajo colocamos tres razones por las cuales creemos que esos tópicos ya reciben su parte en la teoría evolutiva actual.

PALABRAS NUEVAS, CONCEPTOS VIEJOS.

Los fenómenos evolutivos defendidos por Laland y colegas están ya bien integrados en la biología evolutiva, donde han proporcionado fructíferos conocimientos. De hecho, todos esos conceptos se remontan en el tiempo al mismo Darwin, ejemplificado por su análisis de la retroalimentación que ocurre con los gusanos de tierra al volverse aptos a la vida en el suelo.
Hoy llamamos a ese proceso ‘construcción de nicho’, pero el nuevo nombre no altera el hecho de que biólogos evolutivos han estado estudiando la retroalimentación entre organismos y su ambiente por más de un siglo. Sorprendentes adaptaciones tales como los montículos de las termitas, las presas de los castores, y los nidos de los pergoleros han sido por largo tiempo materia prima de los estudios evolutivos. No menos espectacular son casos que solo pueden se apreciados a nivel microscópico o molecular, como los virus que secuestran células hospedadoras para reproducirse y la ‘percepción de quórum’, una especie de pensamiento colectivo llevado a cabo por bacterias. 

41osNCaMDyL._UY250_  Otro proceso, la plasticidad fenotípica, ha atraído considerable atención de los biólogos evolutivos. Incontables casos en los cuales el ambiente influencia variaciones en rasgos han sido documentadas desde las mandíbulas de peces cíclidos que cambian de forma cuando se alteran las fuentes alimenticias, hasta los insectos que se mimetizan con plantas, que son pardos al nacer en estación cálida y verdes en estación húmeda. Avances tecnológicos en la última década han revelado un increíble nivel de plasticidad en la expresión genética en respuesta a diversas condiciones ambientales, abriendo la puerta al entendimiento de su base material. Muy discutido fue, también, un libro de la científica de comportamiento Mary Jane West-Eberhard que exploró cómo la plasticidad puede preceder cambios genéticos durante la adaptación.

Así, ninguno de los fenómenos defendidos por Laland y sus colegas han sido descuidados por la biología evolutiva. Como todas las ideas, sin embargo, necesitan probar su valor en un mercado de rigurosa teoría, resultados empíricos y discusión crítica. La prominencia que estos cuatro fenómenos dirigen en el discurso de la teoría evolutiva contemporánea refleja su probado poder explicativo, no una falta de atención.

EXPANSIÓN MODERNA.

Aún más, los fenómenos que interesan a Laland y sus colegas son sólo cuatro entre muchos otros que ofrecen promesas para futuros avances en la biología evolutiva. Muchos biólogos evolutivos tienen una lista de temas que les gustaría atrajeran más atención. Algunos discutirían que la epistasis  interacciones complejas entre variantes genéticas, ha sido por largo tiempo subestimada. Otros incluso advocarían por la variación genética críptica (mutaciones que solo afectan a los rasgos bajo condiciones genéticas y ambientales especificas). Aún otros podrían resaltar la importancias de la extinción, o la adaptación al cambio climático, o la evolución del comportamiento. La lista continúa.

Podríamos parar y discutir acerca de que si “suficiente” atención está siendo puesta a cualquiera de estos. O podríamos arremangarnos las camisas, ponernos a trabajar, y averiguarlo sentando las bases teóricas y construyendo un sólido catálogo de estudios empíricos. La defensa puede tomar una sola idea hasta el momento.

Lo que Laland y colegas llaman la teoría evolutiva estándar es una caricatura que ve el campo estático y monolítico. Ven a los biólogos evolutivos de hoy en día como poco deseosos de considerar que se desafíe lo convenido.

Nosotros vemos un mundo muy distinto. Nos consideramos afortunados de vivir y trabajar en el más excitante, inclusivo y progresivo período de la investigación evolutiva desde la síntesis moderna. Lejos de estar atrapada en el pasado, la teoría evolutiva actual es vibrantemente creativa y de un rápido crecimiento en cuanto a su alcance. Los biólogos evolutivos hoy toman inspiración de campos tan diversos como la genómica, medicina, ecología, inteligencia artificial y robótica. Creemos que Darwin estaría de acuerdo.

cromosomas-y-genes-2-728LOS GENES SON CENTRALES.
 

Finalmente, diluir lo que Laland y colegas ridiculizan como una visión “gen-centrista” podría des-enfatizar el más poderosamente predictivo, ampliamente aplicable y empíricamente validado componente central de la teoría evolutiva.

Cambios en el material hereditario son parte esencial de la adaptación y de la especiación. Las bases genéticas precisas para incontables adaptaciones han sido documentadas en detalle, abarcando desde la resistencia a antibióticos en bacterias, hasta coloración de camuflaje en ratones, hasta la tolerancia a la lactosa en humanos.

Aunque los cambios genéticos son requeridos para la adaptación, los procesos no genéticos puede a veces jugar su parte en cómo los organismos evolucionan. Laland y colegas están en lo correcto en cuanto a que la plasticidad fenotípica, por ejemplo, podría contribuir a la adaptabilidad de un individuo. Un brote podría doblarse hacia la luz más brillante, convirtiéndose en un árbol diferente a sus hermanos. Muchos estudios han mostrado que esté tipo de plasticidad es beneficiosa, y que puede fácilmente evolucionar si hay una variación genética en respuesta. Este rol de la plasticidad en el cambio evolutivo está tan bien documentado que no hay necesidad de una apología especial.

Mucho menos claro es si la plasticidad podría “conducir” la variación genética durante la adaptación. Hace más de medio siglo, el biólogo del desarrollo Conrad Waddington describió un proceso que él llamó asimilación genética. En él, nuevas mutaciones pueden a veces convertir un rasgo plástico en uno que se desarrolle incluso sin las condiciones ambientales específicas que originalmente lo inducirían. Pocos casos como este se han descrito fuera de laboratorios sin embargo. Que esto se deba a una seria falta de atención o que refleje una genuina rareza en la naturaleza puede ser respondido solo con más estudios.

La falta de evidencia también dificulta la evaluación que el rol del sesgo del desarrollo podría tener en la evolución (falta de evolución) de los rasgos adaptativos. Procesos del desarrollo, basados en características del genoma que podrían ser específicas a un particular grupo de organismos, ciertamente pueden influir el rango de los rasgos en los cuales la selección natural podría actuar. Aun así, lo que importa al final no es la extensión en las variaciones de los rasgos, ni siquiera el mecanismo preciso que las cause. Lo que importa son las diferencias heredables en los rasgos, especialmente aquellas que otorgan alguna ventaja selectiva. Así mismo, poca evidencia hay del rol de la modificación epigenética hereditaria (parte de la cual fue designada “herencia inclusiva”) en la adaptación: no sabemos de ningún caso en el cual un nuevo rasgo haya sido demostrado de tener una base epigenética tan separada de una secuencia genética. En ambos temas, nuevas investigaciones serán ampliamente valoradas.

Los cuatro fenómenos que Laland y colegas promueven son complementarios a los procesos básicos que producen un cambio evolutivo: selección natural, deriva, mutación, recombinación, y flujo genético. Ninguno de estos añadidos es fundamental para la evolución, pero ellos pueden alterar el proceso bajo ciertas circunstancias. Por esta razón estos son eminentemente dignos de estudiar.

Invitamos a Laland y colegas a unírsenos en una ampliación más expansiva, en vez de imaginar divisiones que no existen. Apreciamos sus ideas como una parte importante de lo que la teoría evolutiva se podría convertir en un futuro. Queremos, a la vez, una síntesis evolutiva ampliada, pero para nosotros, esas palabras son en minúsculas porque así es como nuestro campo ha siempre avanzado.

darwin-and-worm La mejor manera de elevar la prominencia de fenómenos genuinamente interesantes como la plasticidad epigenética, herencia inclusiva, construcción de nichos y sesgo del desarrollo (y muchos, muchos otros) es fortaleciendo la evidencia de su importancia.

Antes de señalar que los gusanos de tierra “han jugado una importancia aún mayor en la historia del mundo de lo que muchas personas podrían haber supuesto en un comienzo”, Darwin recolectó más de 40 años de información. Y aun así, él publicó solo por miedo de que pronto estaría “uniéndoseles.”

(A los gusanos).

Gregory A. Wray  Científico Director de la Duke Center for Genomic and Computational Biology. Es catedrático de biología y antropología evolutiva en la Duke University en Durham, Carolina del Norte, USA.

Hopi E. Hoekstra Científica miembro de la comunidad científica The National Academy of Sciences. Es catedrática de biología evolutiva en Harvard University en Cambridge, Massachusetts, USA.

Douglas J. Futuyma. Científico miembro de la comunidad científica The National Academy of Sciences. Catedrático en la Stony Brook University en Nueva York, USA. 

Richard E. Lenski. Científico miembro de la comunidad científica The National Academy of Sciences. Catedrático en la Michigan State University, USA. 

Trudy F. C. Mackay. Científica miembro de la comunidad científica The Royal Society. Catedrática de la  North Carolina State University.

DolphSchluter. Científico miembro de las Comunidades Científicas The Royal Society  and  The Royal Society of Canada. Catedrático en la University of British Columbia.

Joan E. Strassmann. Científico Miembro de la Comunidad Científica The National Academy of Sciences. Catedrático de la  Washington University in St. Louis.

Traducción por.- Un Internauta y Rosdethram d’Holbach.

__________________

20140815_G-JerryCoyne_0755-Large-717x1024 Parte II 1 de 3 Científico Jerry Coyne responde. 

¿Necesita la evolución una revolución?

Estoy un poco atrasado en esta, pasa que Albatross me ha mantenido ocupado. Este post será de interés principalmente para entendidos en ciencia, particularmente aquellos que ya saben algo de evolución. Pero intervendré igualmente, para, como una serpiente comedora de huevos expeler la cáscara, tenía que sacar esto afuera.

El 9 de octubre, la revista Nature publicó un semi-largo comentario de dos grupos de investigadores llamado “¿Necesita la teoría evolutiva un repensamiento?”. (Referencia abajo; creo que el PDF es gratis. Si no, puedes obtener uno con una búsqueda juiciosa.) Es un “A favor/En contra” en el cual un grupo de evolucionistas (cuya parte es llamada “Si, urgentemente,”) sugiere que la teoría evolutiva moderna necesita un re pensamiento, y será reemplazada por algo bastante diferente, mientras que el otro grupo (“No, todo está bien”) mantiene que los descubrimientos “revolucionarios” calzan perfectamente con el paradigma evolutivo existente, por lo que no es necesario una revisión drástica.

Leí la parte “Si, urgentemente” primero y decidí responder aquí sin haber leído la otra parte, ya que quería criticar sus puntos de vista sin influencias del lado “No, todo está bien”.

Permítanme primero decir que estoy un poco intrigado por la continua aparición de esos artículos tipo “¿Necesita la evolución una revolución?. Si nuestro campo realmente estuviera experimentando una revolución, no tendríamos que debatirlo. Dudo, por ejemplo, que cuando hubo un verdadero cambio de paradigma en la física – de la mecánica clásica a la mecánica cuántica – vimos muchos físicos escribiendo artículos como “¿Necesita la física un replanteo?”. La respuesta fue obviamente “si.”

Pero incluso entre aquellos que ven un cambio de paradigma en la evolución, no hay nadie que vea algo como un completo cambio en nuestra visión de mundo, como cuando sucedió cuando la mecánica cuántica apareció como un más profundo y extraño suplemento a la mecánica clásica. Aunque aún no haya leído la parte “todo está bien”, estoy de acuerdo con sus conclusiones como están expresadas en el título, y probablemente estaré de acuerdo con sus argumentos, los cuales leeré después de escribir esto. Para los “revolucionarios” fenómenos vendidos por la parte “si, urgentemente” o son no nuevos, calzan perfectamente con la visión moderna de la evolución, son limitados en alcance, o, incluso altamente frecuentes, no causarían un cambio de paradigma. Por cambio de paradigma, me refiero a la visión de la evolución como gradual, basado en la variación de las secuencias de ADN que cambian por selección o por deriva génica (o algunos procesos menos comunes), a menudo propulsada por la selección natural, y produciendo ramas – nuevas especies – que ceden poblaciones reproductivamente aisladas que no pueden cruzarse (eso es lo que son las especies).

Es también de hablar que casi todos los autores que están pidiendo un “replanteamiento urgente” de la teoría evolutiva son aquellos que han publicado o propuesto las “revolucionarias” ideas que motivan sus ideas. Y ellos sobrevaloran fuertemente la naturaleza de la discusión científica que se está llevando a cabo:

Esta no es una tormenta en un salón de té de académicos, es un problema para la misma alma de la disciplina.

¿“Problema para el corazón de la disciplina”? Eso parece un poco dramático y auto-referente, y es simplemente falso. No hay tal “problema”, excepto, quizás, en las mentes de quienes sienten que su trabajo no es lo suficientemente apreciado o publicitado. Dejando eso de lado, déjenme discutir los nuevos fenómenos que, según los autores “si” dicen, advocan por un nuevo paradigma, un derrocamiento de lo que llaman “teoría evolutiva standard” (TES). Hay cuatro, los cuales revisaré en orden:

evolucion-21-728

Evo significa Biología Evolutiva – Devo significa Biología del Desarrollo.

 1. La evolución del desarrollo (“evo devo”). Los “Si” dicen que el desarrollo biológico nunca fue acordemente incorporado a la TES, y que lo cambiaría drásticamente si sucediera. Incluso discuten más aún que la evo devo ha mostrado que algunas vías del desarrollo son más propensas a evolucionar que otras:

En nuestra visión, este concepto –sesgo del desarrollo– ayuda a explicar cómo los organismos se adaptan a sus ambientes y se diversifican en tan diferentes especies. Por ejemplo, peces cíclidos en el lago Malawi están más cercanamente relacionados con otros peces cíclidos en el lago Malawi que a aquellos en el lago Tanganyika, pero especies en ambos lagos tienen sorprendentes formas corporales similares. En cada caso, algunos peces tienen grandes y carnosos labios, otros frentes prominentes, y aún otros cortas, robustas mandíbulas inferiores.

La TES explica tales paralelismos como evolución convergente: condiciones ambientales similares seleccionan variaciones genéticas aleatorias con resultados equivalentes. Esta descripción requiere de extraordinaria coincidencia para explicar las múltiples formas paralelas que evolucionaron independientemente en cada lago. Una hipótesis más sucinta es que el sesgo del desarrollo y la selección natural trabajan juntos. Más que la selección sea libre de moverse a través de cualquier posibilidad física, esta es guiada por rutas específicas abiertas por los procesos de desarrollo.

Evo devo es un campo fascinante, y ha llegado con algunos resultados impresionantes: uno es el descubrimiento de que los interruptores de desarrollo pueden ser similares para los rasgos incluso en organismos lejanamente relacionadas, como el gen Pax-6 para controlar la formación de ojos en las moscas y los mamíferos. Pero eso no aboga por la canalización del desarrollo de fenotipos enteros, para los ojos implican muchos genes diferentes en ratones y moscas. Todavía no existe una buena evidencia empírica para la “convergencia” debido a la similitud de las vías de desarrollo que están restringidas.

2. Plasticidad del Desarrollo. Esta es la idea de que un único organismo puede cambiar su aspecto (fenotipo) o la fisiología en diferentes ambientes. Los mamíferos pueden crecer la piel por más tiempo, o cambiar su color de marrón a blanco, cuando el clima es más frío y con más nieve; las plantas pueden crecer hacia el sol, o cambiar sus formas de hojas, dependiendo de la cantidad de sol que reciben; las dos garras diferentes de la langosta (aplastamiento versus pellizcos) se desarrollan de manera diferente dependiendo en qué garra agarra un objeto en primer lugar.

Esto no es nada nuevo, la plasticidad es adaptativa a menudo y ha evolucionado por selección natural. Aquellos mamíferos que tenían los genes para el cambio de la capa de color en invierno dejan más descendencia (estaban ocultos a los depredadores o presas), y aquellas plantas que podrían cambiar su forma de la hoja o la dirección para tomar el sol harían más fotosíntesis.

Pero los defensores de la “revolución” también proponen otra forma de plasticidad: un cambio adaptativo en un organismo es causado solo por los fenotipos, con el cambio genético muy por detrás:

Si la selección conserva variantes genéticas que respondan eficazmente cuando las condiciones cambian, la adaptación se produce en gran medida por la acumulación de variaciones genéticas que estabilizan un rasgo después de su primera aparición. En otras palabras, a menudo es el rasgo el cual viene primero; genes que lo cementan le siguen, a veces varias generaciones más tarde.

Pero todo esto es en realidad lo que llamamos “asimilación genética”: que esos rasgos que demuestran adaptación en un nuevo entorno, aunque tal vez a consecuencia de una apariencia maleable, todavía tienen genes que subyacen en ellas, y es la acumulación de esos genes lo que causa la evolución.

Déjenme dar un ejemplo. Supongamos que hay algunos fishapods parecidos a los Tiktaalik nadando cerca de la orilla. Unos pocos individuos se aventuran hacia la tierra, ya que muestran “la plasticidad de comportamiento” y son aventureros. Resulta que llegar a la orilla les da todo tipo de nuevos alimentos, particularmente insectos. Ellos dejan más descendencia. Con el tiempo, el fishapod se convierte en un proto-anfibio. Esto es, de hecho, la forma en que los tetrápodos terrestres pueden haber evolucionado.

51gBe1mF29L._SY346_ Pero esto no es nada nuevo: de hecho, fue sugerido por Ernst Mayr en su famoso libro de 1963 Especies Animales y Evolución. Mayr dijo que muchos cambios drásticos en el estilo de vida pueden haber comenzado con la plasticidad de comportamiento simple.

Pero lo importante es reconocer que el cambio de comportamiento y sus secuelas (como todas las otras adaptaciones para vivir en la tierra) no pueden evolucionar a menos que esos cambios tengan una base genética. Lo que vemos aquí es simplemente variación fenotípica (rasgo) que tiene cierta base genética subyacente, y demuestra que es adaptativo. Los cambios genéticos se acumulan, y finalmente obtenemos un gran cambio en la forma, el estilo de vida, y así sucesivamente. Eso es simplemente selección natural convencional, no una revolución en TES. Además, no sabemos con qué frecuencia grandes cambios en el estilo de vida suceden de esta manera. Pero en cualquier caso, esto no es un cambio de paradigma.

Hay otras teorías que los cambios en el fenotipo son de adaptación pero no tienen nada que ver con la variación genética, y los genes simplemente vienen más tarde para de alguna manera “estabilizar” el fenotipo. Esto no es probable porque no es obvio cómo los cambios de estilo de vida o forma podrían evolucionar de tal manera, ya que los cambios iniciales serían carentes de cualquier fundamento genético. Hay un posible caso de pérdida de ojos en peces de las cuevas, pero hasta que demuestre ese fenómeno ser frecuente, no podemos usarlo para tratar de vender una “revolución”.

3. Formas “no genéticas” de la evolución. Si la evolución realmente no se basara en los cambios hereditarios y permanentes en la secuencia de ADN, sería sorprendente, y por lo menos un cambio importante en la perspectiva. Los proponentes de la “revolución” argumentan que esto sucede de dos maneras.

En primer lugar, existe la evolución cultural: las cosas no se transmite por los genes, sino aprendiendo. Esto, por supuesto, no es nada nuevo: Dawkins escribió sobre memes-unidades de la herencia cultural- en 1976, estableciendo un paralelismo entre la evolución genética y cultural. Pero eso fue un paralelismo, y uno que no encuentro tremendamente esclarecedor. Pero la herencia cultural es por supuesto importante en algunas especies, incluyendo todos los animales que enseñan a sus crías. Los autores dan algunos ejemplos:

Además, la herencia extra-genética incluye comportamiento transmitido socialmente en animales, tales como romper nueces en los chimpancés o los patrones migratorios de los peces de arrecife.

que_hay_de_nuevo_viejo_facebook_portada ¿Que hay de nuevo? Sí, podemos modelar cómo funciona esto, pero el aprendizaje es en sí una capacidad evolucionada, y modelar la evolución social involucrará cosas más allá del ámbito de la teoría evolutiva. La evolución cultural no es la evolución genética, y por lo tanto no forma parte del TES, que se basa en los cambios en los genes. La evolución cultural es importante, pero no es más parte del conjunto que lo que es la “evolución” de los cambios en el estilo de automóviles en los últimos años.

Los autores de la “revolución” también incluyen la epigenética como un componente importante de la herencia no genética, uno que va a revolucionar la evolución. Por “epigenética”, se refieren a cambios inducidos por el medio ambiente en el ADN (por ejemplo, la metilación de las bases de ADN) que de alguna manera se codifican en el ADN, de manera que el medio ambiente por sí mismo puede cambiar el genoma y, finalmente, producir la evolución adaptativa. 

Mientras que la metilación adaptativa ha sido conocida durante algún tiempo (ADN masculino versus femenino en cigotos es a menudo diferencialmente metilado, y de manera que favorezcan uno de los genes de los padres), todo esto de la metilación adaptativa depende de los cambios en el código de ADN en sí -cambios que indican al ADN dejarse metilar. Eso es diferente de la nueva propuesta, que pretende que tales cambios no estén codificados en los genes inicialmente, pero que sean producidas directamente por el medio ambiente. (Esta es la evolución “lamarckiana” para aquellos de ustedes que saben lo que eso significa.)

El problema con esto es que estos casos de cambios ambientales en el ADN son siempre temporales, pasa que no están codificados en el ADN y por lo tanto no puede persistir para siempre. Y si son temporales, no pueden causar la evolución adaptativa a largo plazo. De hecho, no hay un solo caso conocido de cualquier nuevo rasgo de organismo basado en el cambio inducido por el medio ambiente en el ADN que haya persistido durante más de unas pocas generaciones. Y no sabemos de ningún cambio adaptativo basado en un proceso de este tipo. Por el contrario, hay un montón de casos de cambios evolutivos y adaptaciones basadas en cambios heredables, cambios no influidos por el medio ambiente en el ADN, es decir, los cambios “convencionales” causados por mutaciones. En vista de esta falta de evidencia para el cambio epigenético con el medio ambiente como un factor evolutivo, ¿porqué están los autores llamándonos a revocar la TES?

castor 4. “La construcción de nicho.” Esta es una frase de moda reciente en la biología evolutiva que es una idea interesante, y una que sin duda es cierta en muchos casos de la evolución. Es la idea de que las propias actividades del organismo modifican su entorno de una manera que cambia la dirección de la selección natural que actúa en ese organismo. El ejemplo clásico es el castor. Estos roedores han evolucionado para construir presas y vivir en esas presas, y con ello han modificado su entorno de una manera que afecta a su evolución posterior. Debido a su propia evolución, el castor ahora vive en un lago que se hizo, y vive dentro de una casa de madera que también construyó. Que sin duda debe influir en su evolución futura, y cuyas mutaciones podrían ser adaptativas (que promuevan una mejor natación y  tala de árboles, por ejemplo). Lo mismo ocurre con los insectos sociales, que ahora viven en madrigueras complejas (construidos por ellos, por supuesto) que deben afectar sin duda su evolución posterior.

Aunque esta idea está recibiendo una atención renovada, y con razón, no requiere una revolución en el TES. En primer lugar, no es particularmente nuevo. La idea de la coevolución “gen-cultura” ha existido desde hace mucho tiempo. Un ejemplo es el pastoreo, en el que los seres humanos cambian su entorno mediante el mantenimiento de animales domésticos que dan leche. Y que ha cambiado nuestra evolución, por las culturas que son pastoriles han sufrido una evolución que implica el uso de lactosa. Los genes que se rompen la lactosa en sus componentes digeribles por lo general se inactivan después del destete en los seres humanos, que, en la mayor parte de nuestra historia, no tenían una fuente de leche después de haber dejado la succión. Es por eso que muchos de nosotros somos “intolerantes a la lactosa.” Cuando de repente nos dieron una rica fuente de nutrición de nuestras ovejas y vacas, las culturas pastoriles evolucionaron de manera que los genes que metabolizan la lactosa no fueron inactivados, pero se encendieron de por vida. (¡Los individuos con genes que les permitían digerir la leche tenían hasta un 10% más descendencia en promedio que las personas intolerantes!) Por lo tanto, nuestra propia cultura afectó nuestra evolución posterior. Esto no causó que desmontáramos el TES; más bien, fue un detalle interesante sobre cómo la cultura misma causó el cambio genético.

En segundo lugar, no sabemos las implicancias de este proceso. Es decir, mientras que muchos organismos no afectan a su entorno, no sabemos con qué frecuencia el cambio ambiental alimenta de nuevo al organismo para causar la evolución adicional. En algunos casos es probable que no: los peces se adaptan a un medio fluido que no cambia, el color del pelaje de los osos polares no puede afectar a su entorno de hielo o nieve, y los cascos de las gamuzas no afectan a la estructura granítica de los Alpes suizos. Entonces, cuán a menudo el “nicho de la construcción” es importante es una pregunta abierta, aunque muy interesante. Pero yo no lo veo derrocar al TES, porque es simplemente una forma novedosa por la cual entorno puede cambiar y afectar a la evolución del organismo.

Esto no quiere menospreciar este fenómeno, o cualquiera de estos fenómenos. la construcción de nicho parece más probable de ser más importante que la plasticidad de “los genes siguen al fenotipo”, o que la evolución adaptativa epigenética, de los cuales no tenemos un solo ejemplo.

Todas estas ideas merecen un estudio empírico. Pero ninguna ser llamada un nuevo paradigma.

Ahora puedo leer lo que los “conservadores” (Wray, Hoekstra, Futuyma, Mackay, Lenski, Strassmann, y Schluter) tienen que decir.

Traducción por.-  Rosdethram d’Holbach.

_______________

Parte II 2 de 3

Jerry Coyne: Templeton desperdicia 11 millones de dólares en un intento para cambiar la biología evolutiva. 

Desde hace algún tiempo, un grupo de biólogos han estado promoviendo la idea de que la Síntesis Evolutiva Moderna (que ellos llaman «Teoría Evolutiva Estándar, o TEE) está incompleta en gran parte, y necesita un reinicio. Su mayor opinión es que la TEE es muy «gen-céntrica», (Editor: muy centrada en los genes) e ignora factores ambientales —como la plasticidad del desarrollo no genética, modificación epigenética, y la «construcción del Nicho» (las presiones selectivas que afectan a un organismo luego de que cambia su Nicho a través de la alteración de conducta)— que pueden jugar un importante rol evolutivo. Ciertamente, se supone que estos puedan tener el potencial de cambiar nuestra visión sobre la evolución.

 Un grupo distintos de biólogos han argumentado que esos factores ya están siendo tomados en consideración, pero aún no han probado su valor como áreas de progreso substancial (estoy de acuerdo). Los dos lados argumentaron sus casos en publicaciones cortas que se batían entre sí, en Nature, en el 2014, «¿La teoría evolutiva necesitan ser repensada?». El mayor «desafío» para la TEE, propuesto por el lado del «Sí», cuyo primer autor fue Kevin Laland de la Universidad de San Andrews, puede resumirse a estas palabras:

Desde nuestra perspectiva, este enfoque «gen-céntrico» falla en capturar la amplia gama de procesos que comandan la evolución. Las piezas faltantes incluyen cómo los desarrollos físicos influencian la generación de variación (sesgo del desarrollo); cómo el ambiente forma directamente los rasgos de un organismo (plasticidad); cómo los organismos modifican el ambiente (construcción de nicho); y cómo los organismos transmiten más que genes a través de las generación (herencia extra genética). Para la TEE (Teoría Evolutiva Estándar), esos fenómenos son sólo resultado de la evolución. Para la SEE (EES), también son la causa.

(El primer autor de el artículo «No», que argumenta que hay muchos fenómenos además de los de arriba que deberían de ser estudiados, pero no que todavía no deberían de ser ofrecidos como «extensiones» genuinas de la TEE sin mayor evidencia empírica, fue Greg Wray, de la Universidad de Duke).

9780262513678 La mayoría de los fenómenos que se suponía que reiniciarían la TEE fueron descritos en una serie de documentos científicos que vinieron de la bien conocida conferencia «Altenberg 16», en el 2008. Los documentos fueron publicados dos años más tarde en un libro: Evolución, la síntesis extendida, editado por Massimo Pigliucci y Gerd Müller. Me pidieron que hiciera una reseña de ese libro, pero decliné luego de leerlo. Estaba casi completamente desprovisto de ejemplos biológicos reales, y estaba fuertemente embarrado de especulaciones complejas, así que el valor de las «extensiones» no estuvo demostrado. Por ejemplo, Eva Jablonka y Marion Lamb presentaron sus cansadas tesis de que los cambios epigenéticos inducidos por el ambiente podrían cambiar fuertemente la manera en la que pensábamos sobre la evolución (en una manera neo-Larmarckista), pero aún no hay ejemplos creíbles de ese tipo de modificaciones teniendo un efecto en la evolución. No obstante sus proponentes continúan empujando documento tedioso tras documento tedioso.

Decliné hacer la reseña al libro porque no estaba en el ánimo de ser hipercrítico entonces, y muchos de los documentos fueron complicados y mal escritos. Escribir una reseña hubiese sido una tarea hercúlea (muy forzada y dificultosa) una que habría tomado demasiado tiempo y espacio. Decidí esperar y ver si esos nuevos acercamientos podrían causar cambio radical en nuestra percepción de la evolución.

HHMI_hopi_hoekstra_500

Científica Evolucionista Hopi E. Hoekstra.

 Aún no lo han hecho, y, como Hopi E. Hoekstra et al [Nota del traductor: «et al», «et alii», es una alocución latina que significa «y el resto»] pronosticaron que no lo harán. A pesar de todos sus llamamientos por una «Síntesis Evolutiva Extendida»(SEE), las ideas como la construcción de Nicho; la plasticidad del desarrollo, que no esté condicionada genéticamente; y las modificaciones epigenéticas causadas por el ambiente, no han causado avances substanciales (la construcción de Nicho es, de hecho, una idea vieja avanzada como nueva). Sin embargo, sus defensores, como Laland, siguen empujando documentos diciendo que grandes avances están justo a la vuelta de la esquina.

Aparentemente, la fundación John Templeton está de acuerdo con ellos, pues justo les han premiado con 7.7 millones de libras esterlinas (cerca de 11 millones de dólares) a un consorcio de 50 «figuras de renombre mundial» (eso es una exageración molesta) encabezada por Laland —todo con el objetivo de producir una SEE—. Además de San Andrews, los recipientes institucionales de la suma son la Universidad de Southampton, la Universidad de Indiana, la Universidad de Clark, y el Instituto de Santa fe.

Puede ver el anuncio de la donación en el sitio web de David Sloan Wilson, «Esta perspectiva de la vida» (que incluye una entrevista entrecortada a Laland por Wilson) [nota del traductor: los siguientes enlaces dirigen a esos escritos en su idioma original, están colocados respectivamente: https://evolution-institute.org/article/empowering-the-extended-evolutionary-synthesis/?source=tvolhttp://www.st-andrews.ac.uk/news/archive/2016/title,458706,en.php . Este último describe el objetivo de ese proyecto de la síguete manera:

Este trabajo se centrará en lo que se ha hecho conocido como la «Síntesis Evolutiva Extendida», en donde el genoma no tiene control privilegiado sobre el desarrollo y la herencia. Además de las influencias genéticas, los organismos juegan un roles activos, constructivos en su propio desarrollo como también el de sus descendientes. Esto impone direcionalidad en la evolución que no es tomada en cuenta por la selección natural, y permite múltiples rutas para el encaje adaptativo entre organismos y ambiente.

De la propaganda de la Universidad de Southampton: «El líder del proyecto, el profesor Kevin Laland, de la Universidad de San Andrews, dijo: ‘la diferencia principal sobre la perspectiva tradicional es que la síntesis evolutiva extendida incluye una grupo mayor de las causas de la evolución. Esto cambia la carga de la explicación de la adaptación y diversificación; lejos de un enfoque único sobre la selección natural y hacia el proceso constructivo del desarrollo’.

Por ejemplo en la SEE, un numero de fenómenos biológicos complejos son reconocidos no simplemente como meros productos de la evolución, sino que juegan un rol clave en formar la dirección y velocidad de la evolución. Por ejemplo, en la biología evolutiva del desarrollo (evo-devo), la evolución de la organización del desarrollo cambia la variación sobre la cual la selección puede actuar; y en la ecología evolutiva (evo-eco), la evolución de la organización ecológica cambia las presiones selectivas que pueden actuar sobre la variación».

Jerry Coyne: He criticado esos enfoques en detalle —no porque están conceptualmente defectuosos, pero porque hay gente que ha estado trabajando en ello por años, y todavía estamos esperando ver algún resultado interesante o importante— tanto en casos de epigenética y de plasticidad del desarrollo. (Debo añadir que la evo-devo tampoco ha cumplido su promesa declarada de revolucionar la evolución. Nos ha dado dado algunos resultados inesperados y muy preciosos, como la omnipresencia filogenética de algunos «genes de control»(como el Pax6) que actúa a través de diversas taxa, pero no ningún entendimiento más profundo de los procesos evolutivos).

Los procesos ofrecidos por los defensores de la SEE pueden operar en casos aislados, pero, hasta ahora, son insuficientemente ubicuos para merecer una donación de 11 millones de dólares. No estoy seguro sobre qué estaba pensando Templeton cuando financió esto, excepto en que tiene mucho dinero y que de alguna manera estaba convencido de el palabrerío del «vamos a reformar la TEE». Una posibilidad que cruza mi mente es que el nuevo proyecto ataca directamente la perspectiva «gen-céntrica» de la evolución. Eso podría ser visto como reducciónista, y la «SEE» como más inclusiva, y (si le das una buena mirada) más sagrada. O, como un lector sugiere más abajo, quizás la perspectiva de un «organismo como agente de su propia evolución» está tentativamente cerca de un «diseñador inteligente como un agente en la evolución».

Como varias personas que me enviaron los enlaces notaron, «La Fundación John Templeton acaba de dar 11 millones de dólares a los biólogos más desconfiables del planeta. Con todos los efectos, esto podría colocar este campo a algunas décadas atrás. Piensa en todas las miles de horas de los estudiantes que serán desperdiciadas en perseguir, discutir, promover esta cosa…! Si el objetivo de la FJT [nota del traductor: Fundación John Templeton] es el de ensuciar el agua [Nota del traductor: esta frase se refiere a complicar las cosas, dificultarlas con fin de engañar o buscar manera de lograr adeptos a una causa o tiempo para la misma], difícilmente podrían haber encontrado una mejor manera.

NSF Bueno, hay biólogos que están más manchados que esos, y algunos de la gente que están en la donación son biólogos buenos; yo preferiría llamarlos «muy equivocados». Pero estoy de acuerdo con que dirigir 11 millones de dólares de esta forma es un gran error. El presupuesto anual de la Fundación Nacional de Ciencia [Nota del traductor: National Science Foundation, NSF] para la biología evolutiva es sólo 7,5 millones de dólares, y los fondos de la Fundación Templeton exceden por mucho eso. Sólo puedo imaginar cuánto más progreso veríamos si esos 11 millones de dólares hubiesen sido otorgados a la NSF en vez de a un grupo de investigadores que se hacen publicidad a sí mismos, que gastarán —o así lo predigo— y no encontrarán mucho de interés. Que así sea. Esa gente tiene su dinero ahora. Es hora de que pongan o se callen. Veamos si pueden producir algún progreso real en el entendimiento de la evolución durante los próximos años.

Traducción por.- Un Internauta.

________________________

Parte II 3 de 3.

Jerry Coyne: Artículo de la revista Science sobre el enorme financiamiento de la Fundación Templeton a la evolución y mi respuesta. 

Elizabeth Pennisi

              Elizabeth Pennisi

 Hace unas dos semanas fui entrevistado por Elizabeth Pennisi, reportera de la revista Science, acerca de la gran concesión (alrededor de $ 8 millones —parece que estaba aparentemente mal en reclamar $ 11 millones en mi artículo anterior—) que la Fundación John Templeton dio a un grupo de investigadores para “replantear” la teoría moderna de la evolución y llegar a una revisión, una “síntesis evolutiva extendida”. Pennisi había leído mi artículo crítico sobre la donación y la investigación que financiará, y calculó que podría ser el obligatorio “punto de vista opuesto” de su artículo sobre la concesión. Su pieza corta “, Templeton fondos de la subvención evolución replanteamiento” (Science, 352: 394-395), se ha publicado recientemente, y creo está gratis en Internet.

El artículo no es completamente atroz, ya que presenta algunos puntos de vista contrarios (no sólo el mío, sino los de la profesora de Harvard, Hopi E. Hoekstra); pero en general es más o menos apología (Nota del traductor: la palabra original sería ”puff piece”, y se refiere a una pieza que alaba exageradamente a algo mientras que ignora deliberadamente lo que podría ser evidencia de lo contrario) para la “síntesis evolutiva extendida” que Templeton esta financiando. Voy a dar algunos extractos de la pieza de Pennisi y luego mis propias respuestas. Vamos a empezar por el principio:

Pennisi ”Para muchos biólogos evolutivos, nada les molesta más rápido que proponer que la evolución es otra cosa que no sea el proceso de selección natural, actuando sobre mutaciones al azar. Las sugerencias de que falta algo en esa imagen —por ejemplo, que la evolución es de alguna manera dirigida o que los cambios genéticos no pueden explicarse plenamente— caen en manos de los creacionistas, que saltan sobre ello como evidencia en contra de la evolución misma. No es extraño que algunos biólogos evolutivos estén incómodos con una subvención de $ 8.7 millones a los investigadores de U.K., Suecia y EE.UU para el trabajo experimental y teórico que colocar la visión revisionista de la evolución, la denominada síntesis evolutiva extendida, sobre una base más sólida. Usando una variedad de plantas, animales y microbios, los investigadores estudiarán la posibilidad de que los organismos pueden influir en su propia evolución y la herencia pueden tener lugar a través de rutas que no sean las del material genético.

Jerry Coyne: Este pasaje implica falsamente que todos los que son críticos del grupo del “el neodarwinismo está mal”, lo hacen debido a que estamos aferrados a un paradigma moribundo: que nuestras arterias científicas están calcificados. Ese no es el caso. Si hubiera evidencia creíble de que la evolución fue “dirigida” —por Dios o desarrollo— habríamos prestado atención. En cuanto a la evolución siendo algo más que la selección natural, que ya aceptamos eso hace cuatro décadas, cuando nos dimos cuenta de que algunas evoluciones morfológicas, y tal vez la mayor parte de los cambios en la secuencia de ADN, podría explicarse por la deriva genética(cambios aleatorios en las frecuencias alélicas no causados por selección, pero por error de muestreo), en lugar de por la selección natural. La “teoría neutral” de la evolución que incorpora la deriva genética es ahora parte de la corriente principal de la biología evolutiva. Y es ofensivo sugerir que nuestro recelo hacia las nuevas teorías radicales proviene de su probabilidad de ser tomada por los creacionistas. Nunca he oído a nadie decir que otro científico debe censurarse a sí mismo sobre una idea importante ya que podría ser mal utilizada por los creacionistas.

Pennisi:  El vicepresidente ejecutivo de Templeton encargado de los programas, Michael Murray, dice la fundación sólo quiere traer “mayor claridad” a los mecanismos de la síntesis evolutiva extendida. Ahora, hay la oportunidad “para demostrar que hay algo allí o para pasar a otras cosas”, dice. Algunos investigadores y científicos están de acuerdo. “La cantidad de dinero es obviamente notable, y permite un proyecto mucho mayor escala de lo que sería posible”,  dice Alan Love, un filósofo de la Universidad de Minnesota, Twin Cities, que ha seguido el debate sobre la síntesis extendida. Greg Wray, un biólogo evolutivo de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte, que no ve la necesidad de este tipo de pensamiento revisionista, añade que para sus defensores, “esta es una oportunidad para mostrarnos que realmente están en lo correcto”.

doctor-money-2 Jerry Coyne: Lo siento, pero no creo que esto sea toda la lógica de Templeton para dispensar tanto dinero. Hay una agenda detrás de todo lo que hace Templeton, y eso es por lo general para hacer bajar el materialismo o el reduccionismo y demostrar que la ciencia y la religión no están reñidos. Sospecho (pero no sé) que en este caso van detrás de el “paradigma centrado en el gen” reduccionista de la biología evolutiva moderna, y tal vez, como un lector sugirió, les gusta la idea de woo-ey del “organismo como agente en su propia evolución”. En cuanto a la declaración de Wray, sí, la concesión ofrece la oportunidad de demostrar que sus destinatarios están en lo correcto, pero es dinero desviado de proyectos que, en mi opinión, no sólo son más interesantes, pero que no son impulsados por una agenda. Pues que no se equivoquen, lo que Templeton está financiando ciencia detrás de una agenda: los beneficiarios de la subvención se ha propuesto mostrar algo. Y eso siempre es una motivación peligrosa. 

Pennisi sigue: Los defensores insisten en que los animales, las plantas, e incluso los microbios modifican sus entornos, exhiben plasticidad en sus rasgos físicos, y se comportan de manera diferente en función de las condiciones que se enfrentan. Las modificaciones químicas del ADN que afectan la actividad de genes —llamados cambios epigenéticos— parecen explicar algunos de esta flexibilidad. Estos y otros factores sugieren que algunos biólogos que el desarrollo de un organismo no es simplemente programada por las secuencias genéticas que hereda. Para ellos, tal plasticidad implica que los padres pueden influir en la descendencia no sólo a través de su ADN, pero mediante la transmisión de los microorganismos que albergan o mediante la transmisión de las marcas epigenéticas a las generaciones posteriores. “La innovación puede ser una respuesta evolutiva que se estabiliza a través de cambios genéticos”, explica Armin Moczek, un biólogo del desarrollo evolutivo de la Universidad de Indiana, Bloomington.

Jerry Coyne: La evidencia de que la plasticidad del desarrollo deriva de marcadores epigenéticos en el ADN (bases metiladas) en lugar de proteínas reguladoras que interaccionan con genes es, de ninguna manera, ampliamente aceptado, puesto que la prueba de control epigenético es mucho más débil que para el control de la proteína. Además, la plasticidad del desarrollo adaptativo, como la piel de un mamífero Ártico cambia de marrón a blanco en invierno, o rotíferos a los que le crecen espinas cuando son colocados en el agua con los peces depredadores, es casi seguro debido a los “programas” codificadas en el ADN. La explicación de que los microorganismos causan este tipo de cosas es prácticamente inexistente, como es la noción de que las respuestas de desarrollo que no tienen base genética inicial eventualmente consiguen “estabilizarse a través de cambios genéticos”. Todavía tengo que oír hablar de un caso de ello, y sin embargo es promocionado constantemente a medida siendo una innovación importante en el pensamiento evolutivo. Where’s the beef? Dónde está el bistec. (Nota del traductor: esto es un expresión estadounidense popular que sirve de sinónimo a, dónde está la evidencia? 

 Pennisi:  Tampoco es que la evolución es sólo controlada por la selección natural, el proceso de eliminación por el cual los más aptos sobreviven y se reproducen, como Laland y otros argumentan. Los organismos, mediante la transformación de su entorno y respondiendo a los factores ambientales, ayudan a controlar su curso, sostienen. Como tal, la síntesis extendida “representa un marco conceptual alternativo incipiente para la biología evolutiva”, Laland y decenas de colegas escribieron en una propuesta de financiación a la Fundación Templeton el año pasado.

Jerry Coyne: Esto es indiscutible. Los castores evolucionaron para construir presas y casitas, y esos factores pueden influir en su evolución posterior. Esta idea, que ahora se llama “construcción de nicho”, no es en lo más mínimo “un marco conceptual alternativo incipiente para la biología evolutiva”. Y debo añadir, como le dije a Dick Lewontin (que favorece esta noción), hay muchas maneras de que los organismos deben responder a sus entornos existentes y no puede modificarlos. La evolución de un oso polar no puede cambiar el color de la nieve alrededor de él, ni pueden los cascos de la gamuza/rebeco (nota del traductor: se refiere a las patas de este animal) cambiar la naturaleza granítica de los Alpes suizos. Los peces se ven limitados en su movimiento por las propiedades hidrodinámicas del agua, que no pueden cambiar. A veces la ”construcción de nicho” no puede estar involucrado en la adaptación —particularmente en las plantas, que tienen menos capacidad que los animales para modificar sus entornos por su comportamiento.

 Pennisi: Algunos biólogos evolucionistas prominentes han empujado hacia atrás esta aparente rebelión. “Es una mezcla de viejas ideas que no son novedosos, e ideas razonables que no han demostrado ser de alguna importancia”, dice Coyne. Él y otros insisten en que la biología evolutiva ya ha incorporado algunas de estas ideas o está en el proceso de hacerlo —de modo que ninguna ”extensión” es necesaria—. Además, aunque no estén de acuerdo, los defensores de la síntesis extendida “están diciendo estas cosas con muy pocos datos empíricos”, añade Hopi Hoekstra, una bióloga evolutiva de la Universidad de Harvard.

Jerry Coyne: Sí, estoy en lo cierto, y también lo es Hopi.

Pennisi: La Fundación Templeton, sin embargo, estaba intrigada por el debate en Nature, y se acercó a Laland acerca de qué sería necesario para resolverlo. Él y Tobias Uller, un biólogo evolutivo de la Universidad de Lund, en Suecia, entonces se unen 49 investigadores de diferentes campos y planean llevar a cabo 22 proyectos interconectados a través de ocho instituciones para poner a prueba la síntesis extendida.

Jerry Coyne:  Ahora vemos lo que realmente está pasando aquí. Al parecer Laland, en la Universidad de St. Andrews, no se acercó a Templeton con las ideas “revolucionarias”; en cambio, ¡Templeton se acercó a ellos! En otras palabras, el proyecto fue financiado, ya que de alguna manera golpeó a Templeton como algo adecuado en su agenda “grandes ideas”. Esto muestra cómo la Fundación Templeton puede deformar el proceso de la ciencia, pues este inmenso subsidio fue entregado debido a que la institución financiadora, que no está dirigida por científicos, decidió que era adecuado. Organizaciones como la NSF y NIH en los EE.UU., o NERC en el Reino Unido, usan científicos críticos a vetar propuestas escritas por otros científicos. Nunca he sido contactado por una agencia de concesión que me pida que presente una propuesta, diciendo que estaban “interesados en el trabajo”.

El presupuesto anual de la Fundación Nacional de Ciencias para la biología evolutiva es de aproximadamente unos 55-60 millones de dólares [corregido de la cifra anterior de 8 millones], y más si se incluye la evolución en programas como la antropología, por lo que esta donación única Templeton puede ser tanto como 10% de los fondos NSF en la misma zona. El NIH también da dinero para los estudios evolutivos, pero Templeton también da dinero para los estudios evolutivos distintos a los de Laland. Los esfuerzos de Templeton, entonces, son probables a cambiar la dirección de la de la ciencia hacia las metas de Templeton. Y también hará que los científicos mal financiados hagan filas en el comedero Templeton, ofreciendo propuestas que piensan que le van a gustar a la Fundación. Después de todo, las carreras de casi todos los investigadores dependen de la existencia de fondos externos para apoyar la investigación.

clorofitos-10-638 Pennisi sigue: Un grupo temático, que incluye filósofos, creará la historia de la síntesis extendida, cristalizará cómo se diferencia de la biología evolutiva tradicional, y refinará la teoría subyacente. Otra abordará las innovaciones evolutivas, la exploración de cómo puede surgir la novedad. Algunos de esos becarios estudiarán qué influye en un alga verde llamada Chlamydymonas para hacerse, a veces, multicelular, por ejemplo, con la esperanza de conocimientos sobre la evolución de los organismos más complejos. Otros, sondeando los orígenes de la conducta social, tratarán de llegar a “reglas” que los insectos sociales que crean nidos siguen en respuesta a las condiciones locales. Y los estudios de los escarabajos de cuernos compararán invasores con especies nativas para entender cómo la variación en el tamaño del cuerno —resultado de la plasticidad del desarrollo— puede bloquearse genéticamente a cuernos más grandes o más pequeños.

Sin embargo, otros investigadores investigarán las formas no genéticas de la herencia. Algunos experimentos, por ejemplo, verá a cómo la evolución de los escarabajos del estiércol fue formada por microbios que las madres ponen en sus huevos y por el propio estiércol. Y algunos evaluarán la importancia de “la construcción de nicho”, en la que los individuos modifican su medio ambiente, como las termitas hacen mediante la construcción de montículos, creando un conjunto diferente de condiciones para los individuos y su descendencia que puede afectar a la selección natural. Durante los próximos 3 años, varios grupos se van a plantear con una teoría que incorpora estos factores no genéticos de herencia en el pensamiento evolutivo.

Jerry Corne: Todo esto está muy bien, aunque no estoy de acuerdo con el proyecto de mostrar cómo la “síntesis extendida” difiere de “biología evolutiva tradicional”. Eso es algo que genuinamente ruega por preguntas, ya que muchos de nosotros sentimos que los principales aspectos de la “síntesis extendida”, como contrucción de nicho, encaja claramente en la síntesis moderna. Ese proyecto, y algunos de los no-filosóficos, me preocupan, ya que parecen diseñados para demostrar una idea en una sola instancia y, a continuación, decir: “Mira, la síntesis moderna está incompleta”. La pregunta, por supuesto, es cuán a menudo, estos fenómenos “no tradicionales” se obtienen, no si podemos encontrar una o dos instancias de las mismas en la naturaleza. En cuanto a la construcción de nicho, sin duda no implica “factores no genéticos hereditarios”.

Lo que sucede es lo siguiente (tomemos como ejemplo un escenario especulativo que implicando castores). Esos castores ancestrales que tienen genes que los llevaron, con el tiempo, a la creación de piscinas fuera de corrientes fluviales al poner troncos en el agua, dejan más copias de genes que los otros castores. (Pueden tener acceso a más árboles para masticar, etc.). La presencia de los estanques que crean a continuación, podría dar lugar a la construcción de casotas para mantenerlos y sus kits seguros y protegidos. Todo esto, por supuesto, cambia el entorno del castor, cambiando así la naturaleza de algunos de los factores que podrían promover la supervivencia y la reproducción. Es decir, su comportamiento evolucionado podría afectar a su evolución futura.

Pero eso no es nuevo: se aplica a muchas especies. Nuestros cerebros evolucionados crearon muchas maneras podríamos cambiar el medio ambiente, afectando nuestra evolución futura. Esos cerebros, por ejemplo, llevaron a muchas poblaciones humanas domesticar animales para la leche. El consumo de leche luego dio lugar a la evolución de la tolerancia a la lactosa en tales poblaciones humanas “pastorales”, para los adultos que podrían digerir leche que queda más descendencia (aproximadamente un 10% más, como los evolucionistas han calculado) que las personas con intolerancia.

Ninguno de estos escenarios implican la evolución por factores no genéticos. ¿Y realmente necesitamos una nueva “teoría” para hacer frente a esto?

Lo que vemos aquí es la ciencia impulsada por una agenda, pero la agenda que conduce la investigación no es una que vino de los propios científicos. Viene de una fundación dedicada a la promoción de la espiritualidad que John Templeton vio como inherente a la ciencia. Eso no es una buena manera de decidir qué ciencia recibe el dinero y el cuál no lo hace. Por desgracia, los hondos bolsillos de la Fundación John Templeton siguen deformando la dirección de la investigación, por lo menos en mi campo.

Moran-e1412390438910

Científico Larry Moran. Catedrático de Bioquímica en la Universidad de Toronto.

 ACTUALIZACIÓN: Acabo de ver una pieza hecha el 22 de abril, que Larry Moran escribió en su sitio, Sandwalk (Nota del traductor: http://sandwalk.blogspot.pt/2016/04/templeton-gives-8-million-to-prove-that.html), sobre la concesión y el artículo de Pennisi.

Es casi tan crítico como yo de los dos, y por razones similares. Un extracto:

La verdadera pregunta es si alguna de estas cosas tienen que ser incorporadas en la teoría moderna de la evolución y si extienden la síntesis moderna. Personalmente, no creo que ninguno de ellos hacen una contribución significativa a la teoría evolutiva.

Pero mi verdadera problema es la visión anticuada de la evolución realizada por los defensores de la SEE. En gran medida ellos están luchando una versión ”hombre de paja” de la evolución. Ellos piensan que la “síntesis moderna” o “neodarwinismo” es la visión actual de la teoría evolutiva. Están atacando el acercamiento pasado de moda de la teoría evolutiva, que era común en la década de 1960, pero fue modificada en gran medida por la incorporación de la teoría neutral y mayor énfasis en la deriva genética aleatoria. Los proponentes de la SEE todos parecen haber estado dormidos cuando se produjo la verdadera revolución.

Traducción por.- Un Internauta.

Jerry Coyne of the University of Chicago defends evolution and presented a talk titled: "Why Evolution is True and Why Many People Still Don't Believe It" at Harvard University. Rose Lincoln/Harvard Staff Photographer

Dr. Jerry Coyne: Un argumento común para decir por que la religión y la ciencia son compatibles es que hay científicos que creen en la religión y personas religiosas que creen en la ciencia. Es como decir que el catolicismo y la pedofilia son compatibles por que hay muchos sacerdotes católicos que son pedofilos.

Científico evolucionista Dr. Jerry Coyne. Fue catedrático de la Universidad de Chicago en USA hasta el año 2015, ahora es profesor emérito,  ha sido autor de más de 115 artículos científicos publicados en revistas científicas como Nature, Science, Evolution, PNAS, Genetics, American Nature, etc. Autor de 130 artículos en medios de comunicación de gran prestigio como  The New York Times y The Guardian etc.  Escritor de reviews para libros científicos y racionalistas, y hasta la fecha autor de 3 libros uno académico llamado Speciation – Especiación el cual está dirigido a los biólogos profesionales, estudiantes graduados, y avanzados estudiantes universitarios, –  uno  de divulgación científica llamado Why Evolution is True ¿Por qué la evolución es verdad? y su tercer libro Faith vs Fact. Why Science and Religion Are Incompatible? Fe vs Hechos, por qué la ciencia y la religión son incompatibles?. Miembro de la comunidad científica American Academy of Arts and Sciences, fue presidente y vice presidente de la Society for the Study of Evolution – Sociedad para el estudio de la evolución, fue editor en las revistas científicas Evolution, y The American Naturalist etc. Actualmente se dedica a disfrutar de la vida viajar por el mundo y escribir en su blog de divulgación científica.

Su maestro doctoral fue el científico evolucionista Richard C. Lewontin.

____________________

Nota por: Krisangel23: Alguien notó que la Fundación Templetón quiere que la genética tenga menos importancia en la evolución? y sobre todo es evidente que quieren destruir la perspectiva evolucionista de Richard Dawkins – gene centred view of evolution – de considerar a los genes como las unidades básicas de la evolución y el hecho de que el objetivo de la evolución es impulsar la supervivencia de los genes más que la de los seres vivos que los portan. La perspectiva evolucionista de Dawkins es considerada por muchos como aterradora o desagradable, acusada de ser reduccionista en términos negativos, o erróneamente ligada a justificar el egoísmo como comportamiento humano a pesar de que ha escrito muy claramente para que no sea interpretada de esa forma.

Y como les he comentado a algunos amigos, la epigenética no es más importante que la genética. Cuando surgió o se comenzó a escuchar de esa nueva ciencia se propago mucho el mensaje o dio a entender como si fuera una ciencia superior a la genética, en la Teoría de la Evolución indudablemente la genética es mucho más importante.

los-cromosomas-conceptos-fundamentales-1-638 Los científicos evolucionistas marcados con rojo son unos vendidos en especial Kevin Laland a una fundación religiosa y eso es imperdonable, y varios de ellos al parecer son creyentes como Eva Jablonka, y David Sloan Wilson según ateo pero en su página web hay diversos artículos que favorecen la religiosidad quienes se empeñan en inflar argumentos para criticar aspectos de la biología evolutiva mejor fundamentados que los que proponen ellos, como la selección de grupos y la sobre valoración a la epigenética en la biología evolutiva.

La entrevista de David Sloan Wilson a Laland muestra los cambios grotescos que le quieren hacer a la teoría evolutiva tantos que dan asco, es muy notorio este sobre todo.-

En lugar de Gene centred perspective Organism centred perspective.

________________________________________________________________________

 Qué es la Fundación Templeton por Krisangel23.

Print La fundación Templeton es una ONG filantrópica dirigida por Heather Templeton Dill luego de que falleciera su padre, ella es nieta del fallecido John Templeton, recientemente en el año 2015 falleció su hijo John M. Templeton Jr. hijo del fundador, son cristianos evangélicos “liberales”, eso explica mucho del por que su fundación da muchas preferencias a investigaciones que tratan temas como la moral, la espiritualidad, el significado de la vida, los beneficios de una sociedad creyente etc.  Hasta el año 2001 se llamó Premio Templeton para el progreso de la religión, pero luego de varios escándalos donde se les relacionó al movimiento del Diseño Inteligente desde 2001 cambiaron el nombre a su galardón llamándolo Premio Templeton para el Progreso hacia la investigación o descubrimientos sobre realidades espirituales. Actualmente el premio es entregado por el príncipe Felipe de Edimburgo en una ceremonia que tiene lugar en el Palacio de Buckingham.

dalailama-TenzinGyatso16

El Dalai Lama ganó el Premio Templeton en el año 2012.

 Los ganadores del premio pueden ser creyentes de diversas religiones no solo cristianas por ejemplo musulmanes, budistas, hinduistas etc. Su gratificación económica siempre es mayor al del Premio Nobel, incluso entre sus estatutos se menciona que así debe de ser WTF, como si eso lo hiciera un premio más importante. La fundación gasta al año 70 millones de dolares en financiar investigaciones relacionadas de alguna u otra manera con promover el pensamiento religioso, también otorga un premio de 200 mil dólares llamado epiphany prize el cual dan a películas y programas de Tv que incrementan el entendimiento y el amor a Dios, uno de sus ganadores a sido Mel Gibson con su película La Pasión de Cristo, famosa por su extrema violencia. En un principio el premio millonario no lo daban a científicos, la primer persona a la que se lo concedieron fue a la Madre Teresa de Calcuta en 1973.

La Fundación Templeton no ha escapado de polémicas ya que es acusada con justa razón de querer influir o dirigir los campos de investigación a una interpretación que acomode los hechos de la naturaleza descritos por la ciencia con una perspectiva espiritual, religiosa o más benevolente según su perspectiva, así como de otorgar el Premio incluso a científicos ateos quienes se dejan seducir por su premio y aceptarlo, como lo fue el científico Lord, Martin Rees en el año 2011 el cual ha tenido el honor de ser Presidente de la Primer Comunidad Científica del Mundo The Royal Society del año 2005 a 2010. 

rees_portrait

      Científico Lord Martin Rees.

 «Yo conozco a Stephen Hawking lo suficientemente bien para saber que ha leído poca filosofía y menos teología, entonces yo no creo que su postura/opinión deba ser tomada con algún peso especial»; y dijo sobre su propia persona «no estoy preparado para pronunciarme sobre esas cosas. Creo que es un poco tonto cuando los científicos lo hacen». Lord Martin Rees. 

 Tales declaraciones las dijo justo después de la publicación del libro de Hawking y Leonard Mlodinow luego de todo el escándalo mediático en los medios de comunicación y de su mensaje en pro del ateísmo y la ciencia con palabras muy fuertes como La Filosofía esta muerta, pienso que Rees fue muy pagado economicamente para contrarrestar la visión ateísta a pesar de que el también es ateo, al paso de un par de meses a Lord Martin Rees le entregaron del Premio millonario y posiblemente hasta más dinero por debajo del agua, sus declaraciones no escaparon de la critica de varios científicos entre ellos el ateo militante Richard Dawkins quien escribió un artículo desde su página web llamándolo compliant Quisling (Obediente Traidor) lo llamó un ateo hipócrita, por haber aceptado el premio a pesar de su ateísmo o su no creencia en ningún Dios. Así también por haber atacado la publicación del libro The Grand Design donde Hawking deja claro por fin que el es ateo y que no necesita a ningún Dios para explicar las cosas.

Atheists

Científicos Lord Martin Rees, Richard Dawkins, Harold Kroto y Jerry Coyne.

 En Inglaterra y en la comunidad científica fue grande el escándalo que incluso Martin Rees tuvo que salir a explicar en varios periódicos como The Guardian uno de los más importantes del país por que acepto el premio y el periodista científico Ian Sampler comenzó con la entrevista de una manera muy chistosa y algo incomoda: Felicidades por el Premio, estás listo para ser un millonario? a lo que Rees respondió: Perdón? que si estás listo para ser millonario, Rees: Sin comentarios…

En dicha entrevista aun después de todo el dinero que le dieron dijo: No tengo creencias religiosas para nada, pero no soy alérgico a la religión.

Dawkins en su libro The God Delusion (Espejismo de Dios)  creo una definición para la fundación Templeton: “una enorme suma de dinero otorgada […] generalmente a un científico dispuesto a decir algo agradable sobre la religión.”

El recién fallecido Premio Nobel de Química Harold Kroto también comento sobre el Premio a Martin Rees lo siguiente: El «pensamiento deseoso congénito» incorporado por la religión lo hizo incompatible con la ciencia. No hay problema, con un señuelo de (millones) de libras para enganchar a algunos científicos para que digan que, personalmente, no ven conflicto entre ciencia y religión (Editor: refiriéndose a su derecho de gastarse su dinero como quieran;) pero están sufriendo de una forma de esquizofrenia mental». «Hay una clara sensación en la comunidad científica de que el premio Templeton únicamente recae en los científicos de más alto rango que están dispuestos a decir algo bueno de la religión»

Recientemente en este año 2016 la comunidad científica hizo una conferencia dedicada a Stephen Hawking llamada Starmus III donde muchos científicos reconocieron el legado de Hawking entre ellos 11 Premios Nobel e incluso Lord Martin Rees fue invitado y participó al parecer siguen siendo amigos luego del escándalo.

Algunos de esos científicos que han ganado el Premio son: Alister HardyPaul Davis, George F. R. Ellis, Francisco J. Ayala, Bernard d’Espagnat, John David Barrow, Charles Hard Townes, John C. Polkinghorne, Freeman J. Dyson, Ian Barbour, Carl Friedrich von Weizsäcker, Lord Martin Rees. 

El científico evolucionista Jerry Coyne desde la revista Nature comentó: La Fundación Templeton es más sigilosa que los creacionistas dicen que están del lado de la ciencia pero tratan de hacer de la fe una virtud. También escribió un artículo en el periódico británico The Guardian diciendo: La misión de Templeton es una seria corrupción para la ciencia, como un remedio homeopatico esta diluyendo el núcleo de la empresa científica, tratar de encontrar un acuerdo entre la ciencia y la fe es como tratar de armonizar la astrología con la astronomía.

“Observa no lo que la gente de Templeton dice (lo cual es relativamente inocuo), sino lo que ellos hacen. Ellos explicitamente se niegan a apoyar ciencia seria, y en cambio costean una increíble colección de ensayos para inyectar religión dentro de la practica científica. {….} en cambio, ellos están financiando fuertemente la parte de el campo que la mayoría de la gente considera pseudo-ciencia peligrosa y una seria amenaza a el concepto entero de lo que significa hacer ciencia.” – Peter Woit, Físico-Matemático de la Universidad de Columbia.

“El propósito entero de la Fundacion Templeton es empañar la linea entre la ciencia franca y sencilla y la actividad explicitamente religiosa, haciéndola ver que los dos trabajos son parte de un gran compromiso.Todo es por las apariencias.” – Sean M. Carroll, Astrofísico en el Instituto de Tecnología de California.

Desapruebo el intento de la Fundación Templeton de atar a teólogos a los faldones de científicos y filósofos que realmente sí tienen experiencia en este tópico. – Daniel Dennett,  defiende además que materialismo no un obstáculo para una vida ética.

Algunas peculiaridades de los ganadores del Premio Templeton. 

En 1982 el ganador del Premio Templeton fue el pastor evangélico Billy Graham posiblemente el Pastor más importante de Estados Unidos del siglo XX, tanto que fue llamado el Pastor de los Presidentes ha tenido contacto e influencia directa con 12 de ellos, nació en 1918 y aun vive tiene 97 años, ha sido un pastor liberal que en su mayoría ha sido aliando del Partido Demócrata a excepción cuando apoyó a Nixon en lugar de a Kennedy ya que era católico, aunque no ha estado libre de escándalos en el año 2002 salieron una grabaciones de una conversación que tuvo con el presidente Richard Nixon donde le decía que los Judíos son la “sinagoga de Satanás” y que estaba molesto por que tenían gran influencia en los medios de comunicación.

En 1983 Aleksandr Solzhenitsyn ganó el Premio Templeton además ya era ganador del Premio Nobel de Literatura en 1970, también era conocido como el principal critico del régimen comunista Ruso. 

562514 En 1993 le dieron el premio Templeton a Charles Colson, político y consejero-asesor del presidente de los Estados Unidos Richard Nixon el cual acabo con una condena de cárcel por estar involucrado en el escándalo Watergate que incluso llevó al Presidente Nixon a que renunciara la presidencia, al estár en la cárcel tuvo un transformación radical al cristianismo que lo llevó a escribir el libro Born Again (Nacido de Nuevo)  así como muchos libros religiosos de los cuales vendió millones de copias. Hizo una fundación llamada Prison Fellowship Ministries la cual da atención espiritual y apoyo moral a presos y ex presos para que puedan re integrarse en la sociedad. Colson falleció en 2012.

George F. R. Ellis, de la Universidad de Ciudad del Cabo, cosmólogo teórico y defensor de equilibrar la racionalidad de la ciencia factual con el efecto causal de fuerzas más allá de la comprensión de la ciencia pura, abarcando temas como la estética, la ética, la metafísica y el sentido de las cosas.

En 2007, el Premio Templeton fue concedido al filósofo canadiense y catedrático de la Universidad de McGill Charles Taylor, conocido por su postura de que la sociedad secular (laica) occidental no satisface la natural búsqueda humana de sentido y significado.

En el año 2008 le entregaron al sacerdote católico y matemático del país de Polonia Michael Heller el Premio Templeton por: Haber probado supuestamente la existencia de Dios, al menos ese fue el titulo en los noticieros como en el periódico el país de España.  La investigación de Heller “ha ampliado el horizonte metafísico de la ciencia” según la fundación. Su premio se lo dieron luego de muchos años estar publicado varios libros y cientos de artículos sobre cosmología, filosofía, “teología y las relaciones entre ciencia y teología”, en cambio Lord Martin Rees se lo dieron solo por salir a contradecir a Hawking. 

En el año 2014 le dieron el Premio al filosofo católico Tomás Halík por su famoso libro de teología llamado: La Paciencia con Dios. El ya era famoso por que el Papa Juan Pablo II lo nombró: Asesor del Consejo Pontificio para el Diálogo con los no Creyentes.

hqdefaultk

Imagen de un debate donde William Dembski uno de los principales defensores de la pseudociencia del Diseño Inteligente debate contra la científica evolucionista Eugenie Scott.

 El blog de divulgación científica La Ciencia y sus Demonios nombre del blog en honor a un libro del científico Carl Sagan ha explicado como en un inicio la Fundación Templeton no daba sus premios a los científicos. La Fundación ha financiado de forma directa e indirecta actividades creacionistas, como las ayudas otorgadas en la década de 1990 a Guillermo González y William Dembski o las subvenciones a cursos universitarios y conferencias sobre diseño inteligente. En 2005, ocurrió un juicio muy publicitado sobre la enseñanza del creacionismo en Dover, Pensylvania, Estados Unidos en donde la sociedad conservadora de padres de familia y algunos maestros de los estudiantes presionaron para introducir la pseudociencia del Diseño Inteligente en las escuelas, incluso hay documentales de ese caso uno de ellos es A war on science de la BBC Horizons (2006). Varios medios de comunicación publicaron que la Fundación Templeton era uno de los principales mecenas del movimiento del diseño inteligente. Financiación que Charles Harper, como vicepresidente de la Fundación, se esforzó en negar pero que desprestigio a la Fundación Templeton ante la comunidad científica.

Es importante señalar que entre sus campos preferidos y recientes están premiar en Genética pero solo para interpretar la realidad a su gusto  como lo muestra la división que han creado en parte de la comunidad de científicos evolucionistas, como el artículo de Nature y Coyne lo muestran  arriba, pero hasta ahora no otorgan el Premio Templeton a científicos que hacen progresos a campos de la medicina y salud humana ni en genética con un fin de desarrollo de mejores medicamentos o tratamientos para la salud humana, sino solo para interpretaciones de la vida.

El peor fracaso y ridículo de la Fundación Templeton: Financió una investigación al prestigioso cardiólogo Dr. Herbet Benson para demostrar con evidencias que las oraciones sirven para curar a la gente, los experimentos y análisis duraron del año 1998 al 2006 resultando en un fiasco rotundo que como resultado dio que la oración no sirve para nada al Dr. Herbert Berson no le dieron el Premio Templeton a pesar de demostrar con evidencias la inutilidad de las oraciones, el filósofo de la ciencia y ateo Daniel Dennet escribió un artículo donde menciona este caso en relación a su experiencia cercana a la muerte (el artículo ya lo tenemos traducido en Metrópolis Escéptica.)

Conclusiones:

1ero. Fue el cavernicola creacionismo.

2do. Luego el disfraz del Diseño Inteligente pero que sigue siendo creacionismo.

3ero. Hacer una fundación multimillonaria para sobornar a científicos para que digan lo que ellos quieran y para que hagan las investigaciones que ellos quieran.

Los creyentes son capaces de todo con tal de seguir manteniendo el pensamiento religioso en la sociedad.

___________________________________________________________________________

Photo3 Editor en Metrópolis Escéptica: Krisangel23 soy ateo militante y divulgador por medio de traducciones y subtitulos junto con el grupo Traducciones Herejes de material tanto audio visual (vídeos) y artículos en relación a diversos temas como ciencia, ateísmo, escepticismo, racionalismo, diversidad afectiva sexual, humanismo secular etc. 

Referencias:    

1) Does evolutionary theory need a rethink?  .-  https://whyevolutionistrue.wordpress.com/2016/05/03/science-magazines-piece-on-the-big-templeton-evolution-grant-and-my-response/

2) Blog de Jerry Coyne. Does evolution need a revolution? .- https://whyevolutionistrue.wordpress.com/2014/11/24/does-evolution-need-a-revolution/

3) Blog de Jerry Coyne.- Templeton wastes $11 million in attempt to change evolutionary biology.-  https://whyevolutionistrue.wordpress.com/2016/04/08/templeton-wastes-11-million-in-attempt-to-corrupt-evolutionary-biology/

4) Blog de Jerry Coyne.- Science magazine’s piece on the Giant Templeton Evolution Grant, and my response.-  ttps://whyevolutionistrue.wordpress.com/2016/05/03/science-magazines-piece-on-the-big-templeton-evolution-grant-and-my-response/

5) Martin Rees wins controversial £1m Templeton prize.-  https://www.theguardian.com/science/2011/apr/06/martin-rees-templeton-prize

6) Martin Rees: I’ve got no religious beliefs at all – interview.-  https://www.theguardian.com/science/2011/apr/06/astronomer-royal-martin-rees-interview

7) Martin Rees and the Templeton travesty.-  https://www.theguardian.com/science/blog/2011/apr/06/prize-mug-martin-rees-templeton

8) Martin Rees’s Templeton prize may mark a turning point in the ‘God wars’
Mark Vernon.-  https://www.theguardian.com/commentisfree/belief/2011/apr/06/martin-rees-templeton-prize-god-wars

9) Página Oficial de la Fundación Templeton.-  https://www.templeton.org/

10) Fundación Templeton por Wikipedia.-  https://es.wikipedia.org/wiki/Fundaci%C3%B3n_John_Templeton

11) Un cura obtiene el mayor premio académico del mundo por probar supuestamente la existencia de Dios.-  http://sociedad.elpais.com/sociedad/2008/03/13/actualidad/1205362811_850215.html

12) ¡GRACIAS A LA BONDAD! Por Daniel C. Dennett.-  http://www.metropolisesceptica.com/ateismo-y-humanismo-secular/gracias-a-dios-por-daniel-c-dennett/

13) ¿Quién se fia de la Fundación Templeton?.-  https://lacienciaysusdemonios.com/2011/02/18/%C2%BFquien-se-fia-de-la-fundacion-templeton/

14) – William Dembski vs. Eugenie Scott, video.-  https://www.youtube.com/watch?v=trdT_3mR9uE