La comunidad científica y la búsqueda de vida extraterrestre en el siglo XXI.

B17D506B-5F83-4DED-960DA01238600390_article

Fotografiados antes de su presentación en la Royal Society de Londres, el inversionista de riesgo Yuri Milner (izquierda) y el cosmólogo Stephen Hawking (derecha) anunciaron la creación del Milner’s Breakthrough Listen Initiative, un programa que destinará $100 millones de dolares cada diez años para revitalizar la búsqueda de inteligencia extraterrestre.

No son los gobiernos es la comunidad científica y la iniciativa privada las que buscan vida inteligente.

Con una donación de $ 100 millones, el multimillonario ruso Yuri Milner planea revolucionar la búsqueda astronómica de vida extraterrestre.  ( Dar clik en las imágenes para verlas mejor. Referencias y notas en la parte de abajo. )

¿Está el cosmos lleno de civilizaciones alienígenas comunicativas o es la Tierra una chispa solitaria de la vida en un universo estéril? El multimillonario ruso Yuri Milner quiere saber, y se ha comprometido a gastar al menos $100 millones para apoyar la búsqueda de inteligencia extraterrestre (SETI, por sus siglas en inglés). Los esfuerzos para escuchar los mensajes interestelares se remontan a la década de 1960, pero la financiación a menudo ha demostrado ser tan esquiva como los propios alienígenas.

Los esfuerzos SETI de la NASA, que se desarrollaron a partir de la década de 1970 hasta la década de 1990, consumieron aproximadamente $110 millones a lo largo de veinte años, según el astrónomo Steven J. Dick,  exjefe historiador de la agencia espacial, quien califica el anuncio de hoy como un “cambio radical” en la financiación de SETI.

Presentado ayer en una rueda de prensa en Londres (20-Julio-2015), el Milner’s Breakthrough Listen Initiative proporciona 10 años de financiamiento para lo que promete ser el programa SETI más exhaustivo y profundo en la historia cuando comience sus observaciones en 2016.

El Milner’s Breakthrough Listen Initiative será dirigido por un comité consultivo de destacados científicos presidido por Lord Martin Rees, astrónomo real para el Reino Unido. El programa va acompañado de otro esfuerzo relacionado, Breakthrough Message, dedicado a recoger del público vía crowd-sourcing la elaboración de mensajes de la humanidad que podrían algún día ser transmitidos hacia el cosmos. Ambos programas funcionarán a través de la división de Breakthrough Initiatives del Milner’s Breakthrough Foundation Prize, que otorga unos de los premios científicos más lujosos del mundo. 

“No hay absolutamente ningún compromiso atado” a la financiación, dijo Milner en una entrevista con la revista Scientific American. “Estoy totalmente comprometido con este proyecto. Si no encontramos nada en diez años, entonces solo tendremos que extenderlo por otros diez años, y después por otros veinte, si es necesario. No hacemos más que seguir adelante hasta que conozcamos la respuesta”.

Uno de los vídeos de Iniciativa Progreso traducido y subtitulado al español por el grupo Traducciones Herejes. ( Clik en el botón HD para ver mejor el vídeo. )

Sobrecargando la búsqueda.

Esfuerzos de SETI para detectar mensajes de radio de civilizaciones cósmicas avanzadas ya han estado en marcha durante más de medio siglo. En 1960, el astrónomo Frank Drake señaló periódicamente un radiotelescopio de 85 pies en dos estrellas cercanas similares al Sol, Tau Ceti y Epsilon Eridanus, con la esperanza de sintonizar con cualquier transmisión.

1-rsVo_252VKsgIwcyCZickA Esa búsqueda, como otras desde entonces, produjeron poco más que el sonido de estática cósmica sin vida, pero sí logró inspirar la creación de una reunión que influiría profundamente el futuro de SETI. En 1961, Drake, Carl Sagan y otros investigadores se reunieron para diseñar lo que llegó a ser conocido como la “ecuación de Drake”, una serie de variables vinculadas destinadas a calcular la prevalencia de civilizaciones tecnológicas y parlanchinas en la Vía Láctea. Aunque hallazgos recientes del telescopio espacial Kepler de la NASA y otros proyectos de búsqueda de planetas han revelado que miles de millones de mundos potencialmente habitables pueblan nuestra galaxia, la respuesta real a la ecuación de Drake sigue siendo desconocida. La mejor apuesta de Drake, sin embargo, es que tal vez existen en la actualidad unas 10.000 civilizaciones alienígenas en la Vía Láctea. 

El reto, dicen los defensores de SETI, es encontrarlas. Incluso si las civilizaciones avanzadas están enviando a todo volumen mensajes electromagnéticos entre las estrellas a través de un vasto Internet pan-galáctico, hay prácticamente infinitas permutaciones posibles de longitudes de onda para estudiar y protocolos de señalización a considerar. Y la Vía Láctea es un lugar muy grande, unos pocos cientos de millones de estrellas, todo en un disco espiral de 100.000 años luz de ancho. Una señal podría provenir de prácticamente cualquier parte del cielo en cualquier momento en cualquier número de posibles longitudes de onda.

Los esfuerzos SETI hasta la fecha solo han logrado ganar una cantidad pequeña y dispersa de cantidad de tiempo de observación en los grandes radio telescopios, y por lo general “llendo de pasajero” de otras observaciones científicas, escuchando pasivamente cualquier destino que otros astrónomos están investigando. Si conocer que no estamos solos en el universo es el premio mayor en la cosmología, ha dicho Drake, entonces a lo largo de su existencia SETI ha solamente jugado con pocos números de esa lotería. Hasta la fecha, la búsqueda de extraterrestres parlanchines ha sido un poco como buscar peces en el océano tomando un solo vaso de agua de mar.

“Breakthrough Listen será mucho más que un vaso en el mar”, dijo Milner en la conferencia de prensa. “Estamos trayendo una escala de tecnología completamente diferente para solucionar el problema”. Sus $100 millones están comprando una cantidad de tiempo de observación sin precedentes en dos de los más grandes radio telescopios del mundo: el Robert C. Byrd Green Bank Telescope, en Virginia Occidental, y el Telescopio Parkes, en Australia. Ubicados en hemisferios opuestos del planeta, ambos telescopios trabajarán en conjunto para proporcionar una vista de casi todo el cielo.

El proyecto también está estableciendo contratos con la Universidad de California, en Berkeley, para desarrollar nuevos instrumentos y métodos de procesamiento de señales digitales, y está adquiriendo tiempo en el Automated Planet Finder (APF), en el Observatorio Lick, en California, para llevar a cabo una búsqueda óptica de mensajes enviados en pulsos de luz láser. Según Geoff Marcy, un cazador de exoplanetas de la Universidad de California, en Berkeley, que ha realizado trabajo SETI óptico en Lick y otros telescopios, la APF será capaz de detectar transmisiones láser tan bajos en poder como 100 vatios de hasta 50 años luz de distancia. Para ponerlo en perspectiva, eso es el mismo poder que una bombilla estándar en su casa.

La_vía_láctea En conjunto, los tres telescopios supervisarán un millón de estrellas en la Vía Láctea, el plano galáctico de la Vía Láctea, y un centenar de galaxias cercanas. El esfuerzo cubrirá 10 veces más del cielo que los programas anteriores, escaneando por lo menos cinco veces más del espectro, un centenar de veces más rápido y con 50 veces mayor sensibilidad que los esfuerzos anteriores. “Esto significa que ahora podemos hacer en una hora o un día lo que solíamos hacer en un año”, dice Dan Werthimer, investigador de la Universidad de California en Berkeley, y un veterano astrónomo de SETI y cofundador de SETI @ Home, un servicio de computación distribuida que busca SETI en señales recopiladas utilizando la potencia de procesamiento de computadoras personales inactivas. “Esto va a hacer que las búsquedas que hicimos hace incluso diez años sean risibles, porque la tecnología ha avanzado tan rápido.” Las capacidades de SETI se duplica cada año, dice Werthimer, conforme las computadoras, telescopios y receptores mejoran. “Eso le da un factor de mejora de mil cada diez años, un factor de un millón cada veinte. Así que algo que hicimos hace treinta años será mil millones de veces peor que lo que vamos a hacer el año que viene”.

Breakthrough Listen se ha asociado con el proyecto SETI @ Home para permitir que ciudadanos científicos analicen sus datos, y tiene la intención de liberar públicamente sus datos. Ese torrente de datos (y los instrumentos desarrollados para manejarlo) podría ser un golpe de suerte no solo para los cazadores alienígenas, sino también para toda la radioastronomía, que a diferencia del pasado, ahora será el pasajero en el viaje de SETI.

Cambio de guardia.

Una década después de la primera búsqueda SETI de Drake, la NASA comenzó a trabajar en programas SETI por sí sola, pero después de 20 años de progreso el Congreso estadounidense mató esos esfuerzos en 1993. Hoy en día, la agencia se ha dedicado a la búsqueda de microbios en Marte y otros planetas, pero por lo menos por ahora tiende a evitar el tema más controvertido de buscar civilizaciones alienígenas.

A raíz del abandono de la NASA, las organizaciones privadas tales como la organización no lucrativa Instituto SETI en California siguieron sus propios programas, sustentados por becas de investigación modestas y donaciones filantrópicas ocasionales. En 2007, utilizando unos $25 millones del cofundador de Microsoft, Paul Allen, el Instituto SETI inauguró el Allen Telescope Array (ATA), un conjunto de 42 pequeños telescopios dedicados al trabajo SETI. Por desgracia, el dinero se acabó, y los planes para la expansión de la ATA a cientos de telescopios fracasó. En los últimos años, la ATA se ha visto en problemas por falta de fondos y actualmente cojea con un presupuesto reducido, a menudo a través de la realización de trabajos con un enfoque menos centrado en SETI.

Aunque la búsqueda de civilizaciones extraterrestres puede ser uno de los temas más atractivos para el público de todo lo que estudia la astronomía, la paga en ese campo de estudio no es buena,  y la atracción de nuevos investigadores a él ha sido difícil. “Hay muy pocas oportunidades para los jóvenes científicos prometedores para dedicarse a la investigación SETI en la universidad y más allá”, dijo Andrew Siemion, el director del Centro de Investigación SETI de la UC-Berkeley. “Esta financiación ayuda a comunicarle a los jóvenes científicos que una trayectoria profesional en este campo es posible”. Siemion tiene unos treinta años, y es un caso atípico en un campo enrarecido, lleno de investigadores veteranos, en todos los sentidos de la palabra.

Pete_Worden_official_NASA_portrait La iniciativa de Milner está permitiendo que los científicos de más edad también forjen nuevos caminos en sus carreras. El año pasado, el astrónomo Pete Worden dejó su cargo como director del Centro de Investigación Ames de la NASA en el Silicon Valley de California para “perseguir algunos sueños de larga data en el sector privado”.

Ayer esos sueños fueron revelados cuando Worden fue anunciado como el nuevo presidente del Milner’s Breakthrough Prize Foundation. “Yo creo que estamos al borde de una nueva era en la colaboración público-privada”, dijo Worden en una entrevista. “Esta es la razón por la que dejé la NASA para ayudar a esta asociación a buen término”. Fue su exposición a Milner y otros inversionistas de riesgo en alta tecnología del Silicon Valley lo que motivó su salida, así como el cambio prioridades dentro del gobierno de Estados Unidos, dijo Worden.

“La (falta de) oportunidad de estos proyectos de utilizar tiempo significativo en los mejores instrumentos científicos del mundo se está dando en parte debido a las limitaciones en la financiación del gobierno para estas instalaciones”, dijo Worden, señalando que los presupuestos sin aumentos o reducidos de la NASA y la NSF para la astronomía han dejado a radio telescopios como el Parkes y el Green Bank, así como muchos otros observatorios, luchando por obtener nuevas fuentes de apoyo financiero. El anuncio de ayer del Breakthrough Listen es probable que solo sea el primero de varios proyectos que pronto podrían llenar el vacío en la astronomía dejado por los gobiernos. “Hay otras posibles iniciativas en discusión,” Worden reconoció. “Todas están relacionados a la pregunta de la vida en el universo”.

stephen-hawking-alien-life-breakthrough-initiatives Una respuesta a la pregunta de la vida.

Además de Milner, la conferencia de ayer también contó con la presencia de los más destacados colaboradores del proyecto: Rees, Drake, Marcy y la viuda de Carl Sagan, Ann Druyan, quien ha sido fundamental en la popularización de SETI a través de su coautoría de ambas versiones de la serie de televisión “Cosmos”. Pero el invitado más especial de todos fue sin duda el cosmólogo en silla de ruedas Stephen Hawking, quien habló a la audiencia a través de declaraciones preparadas difundidas por su voz generada por computadora.

Las revoluciones en la física que puso al descubierto la estructura hermosa del universo “pueden explicar la luz de las estrellas, pero no las luces que brillan desde el planeta Tierra”, dijo Hawking. Si la vida surgió espontáneamente en la Tierra, tiene que haberlo hecho una infinidad de veces más en otras partes de nuestro aparentemente infinito universo. “En algún lugar en el cosmos, quizás seres de vida inteligente estén viendo nuestras luces, conscientes de lo que quieren decir”, dijo Hawking. “¿O es que nuestras luces vagan por un cosmos sin vida, invisibles balizas anunciando que aquí, en una roca, el universo descubrió su existencia? De cualquier manera, no hay duda más grande … Un universo lleno de civilizaciones tecnológicas es un lugar muy diferente de uno solo con nosotros. Quizás incluso diferente en escalas astronómicas. Eso hace que el trabajo de la astronomía sea averiguarlo”.

Sin embargo, tal como lo explicó Marcy, si bien  el universo está repleto de planetas y lleno de los ingredientes necesario para la biología celular, las posibilidades de encontrar vida extraterrestre podría ser muy baja. “¿Quién de nosotros puede dudar de que la vida unicelular básica es común en el universo?”, preguntó Marcy. “Yo apostaría mi casa que entre los sistemas de las cien estrellas más próximas, organismos unicelulares pueden ser encontrados y están floreciendo. O al menos apostaría la casa de Yuri”.

La cuestión de la búsqueda de vida inteligente, sin embargo, es una más espinosa. Aunque pareciera que solo le tomó a la vida 500 millones años para surgir en la Tierra, el paso de bacterias simples a criaturas multicelularas complejas tomó otros 2.500 millones de años, y la inteligencia tecnológica ha aparecido en este planeta solo una vez. “Puede ser muy raro”, dijo Hawking. “Y cuando si evoluciona, solo tenemos que mirar en el espejo para saber que puede ser frágil y propensa a la autodestrucción.”

Tales “cuellos de botella” entre el origen de la vida, la evolución de la inteligencia y el desarrollo y sostenimiento de una civilización tecnológica podría resultar problemáticos, no solo para la búsqueda de vida extraterrestre, sino también para nuestro propio futuro. Si la vida resulta común en el cosmos, pero la inteligencia y la tecnología son infinitamente raras, puede ser que a nuestra propia civilización no le quede mucho tiempo en el escenario cósmico. Encontrar signos de otras culturas cósmicas, creen muchos investigadores de SETI, sería una manera para nosotros de saber cuán posible es que nuestra civilización global navegue su inestable adolescencia tecnológica.

“Las apuestas son muy altas, y por eso creo que nunca debemos dejar de escuchar”, dijo Milner en una entrevista. “Debemos apoyar esto durante diez, veinte, cincuenta, cien años, cuanto sea necesario”.

frank-drake Al preguntarle qué tan probable es que Breakthrough Listen encuentre evidencia de civilizaciones extraterrestres dentro de una década, Drake admitió que “no tenemos los conocimientos suficientes para responder la pregunta”. La incertidumbre clave regresa a su ecuación clásica, sobre todo una variable, L, que representa la longevidad media de una cultura cósmica. Si las civilizaciones tecnológicamente avanzadas solo persisten unos pocos miles de años en el estado que les permite enviar los mensajes de radio en “voz alta”,  serán como el parpadeo de chispas entre las estrellas, agotándose antes de que puedan ser vistas a través del cosmos. Si, en cambio, logran permanecer durante más tiempo, potencialmente millones o incluso miles de millones de años, podrían haber poblado gran parte de la galaxia, y podrían estar prácticamente en todas partes, esperando a ser descubiertas, si sabemos cómo buscarlas.

Nuestra propia civilización solo ha tenido la tecnología del radio durante casi un siglo, y Drake anota que nuestra cultura global es cada vez menos cósmicamente ruidosa debido a innovaciones tecnológicas, como las redes de fibra óptica y la televisión digital. Pero no debemos extrapolar necesariamente nuestra experiencia a las estrellas. 

“Somos los principiantes, los inexpertos”, dijo Drake. “No sabemos lo que vamos a llegar a ser. Y como resultado, no podemos utilizarnos a nosotros mismos como un ejemplo de cómo las civilizaciones son detectables … Tenemos que explorar en la oscuridad y la esperanza es que hay personas como Yuri Milner para mantenernos por el tiempo que se necesite para alcanzar el éxito”.

_____________________________________________________________________

Editor del blog Metrópolis Escéptica: Krisangel23, miembro del grupo traducciones herejes divulgadores de temas como ciencia, ateísmo, escepticismo, racionalismo, diversidad afectiva sexual, humanismo secular etc.

Notas: Es importante hacer notar la diferencia en que la comunidad científica explica no solo este tema en una de sus revistas Scientific American, a comparación de la manera de informar sobre este proyecto en noticieros comunes y corrientes es muchísimo más serio y formal, cuando en noticieros se informó de este proyecto o noticia diversos noticieros lo hicieron de una manera burda y sensacionalista con títulos como Hawking buscará extraterrestres por el espacio, cuando es un proyecto en el que participaran gran cantidad de científicos, desde diversas partes del mundo no solo Hawking desde su silla de ruedas, el fue invitado a participar en la rueda de prensa por el multimillonario Yuri Milner debido a su amistad para que inaugurará este que es el proyecto de búsqueda de vida extraterrestre más poderoso que se realizará en el siglo XXI . 

Hay que hacer notar que a pesar de ser un tema polémico que suena como a trama de película de ciencia ficción o de una historia futurista es un proyecto totalmente serio al ser apoyado y presentado en la misma The Royal Society ( la primer comunidad científica del mundo) y es muy destacable que incluso en Breakthrough Listen Initiative  colaboraran científicos de la como Lord Martin Rees quien a sido incluso Presidente de la comunidad científica The Royal Society (2005-2010), y científicos como Pete Worden que renuncian a la NASA para trabajar en este tema que lo apasiona. 

Referencias.

1) Revista Scientific American.- http://www.scientificamerican.com/article/search-for-extraterrestrial-intelligence-nets-historic-cash-infusion/

2) Página oficial del Instituto SETI. – http://www.seti.org/

Enlaces de noticieros.

3) Hawking buscará extraterrestres por el espacio.- http://www.elpais.com.uy/vida-actual/stephen-hawking-buscara-extraterrestres-espacio.html

4) Hawking y millonario buscarán vida extraterrestre.- http://www.eluniversal.com.mx/articulo/ciencia-y-salud/ciencia/2015/07/20/hawking-y-multimillonario-buscaran-vida-extraterrestre