Hablando con los muertos. Por Michael Shermer.

MaryClearw

Artículo de la revista Skeptic (Escéptico) y vídeos traducidos, editados y subtitulados por el grupo Traducciones Herejes de Metrópolis Escéptica para fines divulgativos, notas y referencias en la parte de abajo. (Clik en las imágenes para verlas mejor.) 

La tragedia de la muerte

-La farsa de James Van Praagh.

 EL CEREBRO HUMANO HA EVOLUCIONADO PARA SER EXCEPCIONAL en la búsqueda de patrones en la naturaleza, incluso cuando no existen o no tienen un significado real — la “Eagle Rock” (Roca Águila) mirando al Freeway 134 en Eagle Rock, California; la piedra de “JFK” en Hawái buscada por todo el mundo como el fallecido presidente en perfil; el rostro de Jesús en una tortilla; la Virgen María al costado de un edificio. Los dos primeros son divertidos, pero no atrapan a los observadores colmados de sentido cósmico. Los dos últimos, para algunas personas, desencadenan respuestas emocionales vinculadas al significado espiritual — testimonio de las multitudes que aparecen cada vez que la Virgen María hace su “aparición” en una puerta de granero, en las sombras de los árboles, o, recientemente,al costado del edificio de renta de coches Ugly Duck en Clearwater, Florida, donde los fieles acuden en sillas de ruedas y bastones para ser sanados.

Nos sentimos especialmente atraídos por los patrones con un vínculo espiritual o religioso, que tocan nuestro deseo más profundo de que haya algo más allá tomando decisiones e iniciando el show. Para algunos, ese “algo más” es Dios, para otros, son ángeles, espíritus, destino, sincronicidad, conciencia colectiva o alguna fuerza vital universal. Por varios meses durante el verano de 1997, el libro más vendido en Estados Unidos fue sobre códigos secretos supuestamente ocultos en la Biblia que, una vez identificados correctamente y decodificados, supuestamente predicen todo, desde asesinatos políticos hasta colisiones de cometas (ver mi crítica de The Bible Code (El Código de la Biblia) del 20 de Julio de 1997, Los Angeles Times o en Skeptic Vol. 5, No. 2).

A lo largo de la primavera de 1998, el libro más vendido en Estados Unidos (#1 en la lista del bestseller del New York Times por 13 semanas consecutivas) es el de un tipo que dice que puede hablar con los muertos (en Larry King Live, ¡nada menos!), y usted también puede (si compra su libro, por supuesto). Resulta que nuestros seres queridos que han “trascendido” no están realmente muertos, solo en otro “plano espiritual”. Puesto que nadie realmente “deja de existir”, todo lo que tiene que hacer es afinar sus frecuencias y también puede apagar el Aquí y Ahora y sintonizar eso Algo Más.

the-power-of-love-book-james-van-praagh-ok-wide El Médium es la Conexión.

Me refiero, por supuesto, a James Van Praagh, el psíquico más famoso del mundo… este año o como sea. Ha aparecido dos veces, sin oposición, en Larry King Live. Fue presentado en Dateline de la NBC (donde James Randi lo desacreditó) y en 20/20 de la ABC (donde lo desenmascaré). Ha estado haciendo visitas en Talk Shows, incluyendo Oprah (quien fue ligeramente escéptica) y Charles Grodin (que no era escéptico del todo), e incluso con Charles Gibson en Good Morning America de la ABC hablando con su padre muerto (después de que el espíritu ofreció la impresionante revelación de que Gibson necesitaba nuevas empuñaduras de palos de golf. )

Vídeo: Fragmento de entrevista de Oprah Winfrey a James Van Praagh.  El 23 febrero de 1998.

Subtitulado al español.

Como medida cuantitativa de la popularidad de Van Praagh, según el New York Times, su libro, Talking to Heaven (Hablando al Cielo), ha vendido más de 600,000 copias (“los espíritus dijeron que necesitaba llegar a más gente”). El libro se vende por $22.95 dólares. Suponiendo que Van Praagh tiene un contrato de autor estándar (son básicamente lo mismo en una escala móvil de 10% para las primeras 5,000 copias vendidas, 12% para los próximos 10,000, y 15% a partir de entonces), ahora está recibiendo el 15% de $22.95 dólares, o $3.44 dólares por cada uno. Multiplique esto por 585,000 da $2,013,862.50 dólares. Añada a esto sus regalías por las primeras 15,000 copias vendidas ($11,475 dólares + $27,540 dólares) da una enorme cuenta por regalías de $2,052,877.50 dólares. La mayoría de los buenos agentes literarios toman el 15%, dejándolo con $1,744,945.80 dólares. Nada mal para un par de meses. Tras un año de ventas, incluso después de impuestos y permitiendo devoluciones y las ventas con grandes descuentos, Van Praagh será un multimillonario.

mismeasureofman2

Uno de los libros del científico evolucionista Stephen Jay Gould.

 Y esto no cuenta su lucrativo negocio de consultoría privada de $200 dólares por hora dirigido por su empresa con sede en Los Angeles, Spiritual Horizons, Inc., que también vende sus cintas de audio Recibe: Intuición y Abundancia y Recibe: Curación y Perdón, su cinta de vídeo Desarrolle su Yo Psíquico, y los libros de sus numerosas conferencias, apariciones en la Whole Life Expo, y las lecturas de cruceros internacionales. Un psíquico “privilegiado” me informé que Van Praagh recientemente llenó una sala de 400 asientos en Anaheim a 40 dólares por asiento, compensando unos frescos $16,000 dólares. (De hecho, su grupo de negocios es tan exitoso que ha abandonado hacer lecturas privadas.) Por el contrario, el libro de ciencia más vendido del autor Stephen Jay Gould  es The Mismeasure of Man (La Falsa Medida del Hombre), que en 15 años acumuló alrededor de 250,000 en ventas, una cantidad notable para un libro de ciencia, pero ni siquiera la mitad de lo que el libro de Van Praagh ha hecho en un par de meses. (Por favor no me malinterprete. No envidio el éxito financiero de nadie. Simplemente estoy usando esto como una medida de popularidad — cualquiera que esté dispuesto a desembolsar $22.95 o $200 dólares, debe ser serio sobre una creencia.)

¿Qué sucede aquí? En mi opinión, James Van Praagh no es un psíquico. No es un médium espiritual. No tiene poderes paranormales, ninguno en absoluto, ni un poco. Nunca le he visto hacer nada que no pudiera explicar ni duplicar. A veces se le ocurre un acierto o dos, o tiene aciertos que sorprenden a todos, incluyéndome, hasta que la videocinta vuelve a verse. Otras veces sus lecturas son tan malas que es embarazoso verlas. En todos los casos la mayoría de sus clientes muerden el anzuelo, la línea o treta; y se enredan rápidamente en la trampa. ¿Por qué? ¿Quién es este sujeto?

           Un Actor en Busca de un Oficio.

James Von Praugh2 James Van Praagh parecería haber visto fama y fortuna en sus años futuros antes de convertirse en un “psíquico”. Los detalles biográficos son vagos en el mejor de los casos, pero según Alex Witchel del New York Times (febrero 22, 1998), Van Praagh es el tercero de cuatro hijos, nació y se crió católico en Bayside, Queens, Nueva York. En un momento, consideró convertirse en sacerdote. Sirvió como monaguillo e incluso ingresó en un seminario de preparación católica, los Padres y Hermanos del Santísimo Sacramento en Hyde Park. Su padre era Allan Van Praagh, el carpintero principal del Teatro Royale en Broadway (donde su hermano todavía trabaja). Su madre era irlandesa-católica y una de sus hermanas es una ministra eucarística. Mientras James asistía a la universidad encontró trabajo a tiempo parcial en el teatro donde, dice Witchel, lo realizaba mientras los otros actores jugaban a las cartas durante los shows, Van Praagh “estaba fuera del escenario viendo, haciendo anotaciones que todavía utiliza para sus numerosas apariciones en televisión.” Las lecciones fueron bien aprendidas. 

Su carrera universitaria fue accidentada, incluyendo la matrícula en el Colegio Comunitario Queensborough, la Universidad Estatal de Nueva York en Geneseo, el Colegio Hunter, y, finalmente, la Universidad Estatal San Francisco donde se graduó con una licenciatura en Radiodifusión y Comunicaciones. Posteriormente se trasladó a Los Ángeles y comenzó a trabajar en la industria del entretenimiento, incluyendo los estudios Paramount y una temporada con la afamada agencia William Morris en Hollywood. Confiesa en su libro, Talking to Heaven (Hablando al Cielo), “Soñé con una carrera como guionista. La suerte quiso que, al tiempo coordinara una conferencia con el personal creativo de Hill Street Blues, me hice amigo de uno de los productores del show. Cuando le dije que me graduaría pronto, me ofreció lo que pensé que era mi primera gran oportunidad.” Después de la graduación, Van Praagh se trasladó a Hollywood donde “prometí que no dejaría Tinsel Town hasta que me di cuenta de mi sueño y me convertí en un escritor”. A través de un trabajo en William Morris, Van Praagh conoció a un médium que le dijo “Sabes, James, eres muy mediumnístico. La gente espiritual me está diciendo que un día le darás lecturas como esta a otras personas. Los espíritus están planeando usarte.” Van Praagh había encontrado su oficio en Hollywood. Actuaría el papel de un médium espiritual.

En 1994 fue descubierto por The Other Side de la NBC, para quien Van Praagh hizo numerosas apariciones (al igual que yo) en su exploración de lo paranormal. Esta, y otras apariciones en los medios, generaron innumerables lecturas personales y grupales, empujándolo por encima de la multitud psíquica y eventualmente conduciendo a su estatus como un autor exitoso. (La forma en que trabaja en los medios es a veces consiguiendo el archivo Rolodex (Carpeta de Contactos) o la base de datos de tu computadora, otros shows buscan a ciertos invitados ya que consiguen el número porque los agentes de reservación comparten la información: “Te intercambio dos neonazis cabezas rapadas por una bruja y un vampiro.”)

James-Van-Praagh-Certified-Spirit-Medium-with-border-5

  ¿Quién dice que es James Van Praagh? Según su propio sitio web (www.vanpraagh.com), “Van Praagh es una evidencia de supervivencia médium, lo que significa que es capaz de salvar la brecha entre dos planos existenciales, el de los vivos y el de los muertos, proporcionando evidencias probatorias de la vida después de la muerte a través de mensajes detallados. “Van Praagh se llama a sí mismo un “clarividente”, o “vidente”, donde puede presumiblemente “sentir las emociones y personalidades de los difuntos.” Su analogía, dice que, es “Whoopi Goldberg en Ghost ‘La Sombra del Amor’.” Aclama que los “espíritus se comunican por sus emociones”, y aunque no hablan inglés o cualquier otro idioma, pueden decirle, por ejemplo, “que te cambiaste los pantalones por un agujero en la costura izquierda o que no podías enviar cartas hoy porque los sellos no estaban en el cajón inferior derecho del escritorio.” Admite fácilmente que comete errores en sus lecturas (hay tantos que difícilmente podría negarlo), racionalizándolo así: “Si transmito evidencia reconocible junto con una fracción de la energía amorosa detrás del mensaje, considero que la lectura es exitosa.” En otras palabras, si solo puede obtener uno o dos aciertos, en este caso “transmitir” la caricia psíquica emocional muy importante de que su ser querido todavía lo ama, es feliz en el cielo, y todo está bien en el mundo, es que ha hecho su trabajo. De la reacción de la mayoría de sus clientes, esto es todo lo que la mayoría de la gente necesita.

por-que-creemos-en-cosas-raras El mensaje del médium de 39 años golpea el centro de los temores más profundos de la gente y los deseos más elevados, como le dijo al New York Times: “Cuando hay una reunión entre los vivos y los muertos, puede ser la primera vez en que los vivos comprenden que la muerte no les ha robado el amor que una vez experimentaron con la familia y los amigos en el plano terrenal. Con la sabiduría de que no hay muerte, son libres de vivir la vida.” Nadie ha explicado la atracción de este mensaje mejor de lo que Alexander Pope hizo hace más de dos siglos y medio, en su Essay on Man (Ensayo sobre el Hombre) de 1733.

La esperanza es eterna en el corazón humano;
El hombre nunca es, pero siempre será bendito.
El alma, inquieta, y confinada desde casa,
Restos y expatriados en una vida por venir.

En Why People Believe Weird Things (Por qué la gente cree cosas extrañas) estaba satisfecho con “la esperanza es eterna” explicación de la popularidad de tales creencias de la Nueva Era, pero esto no explica precisamente cómo nuestra maquinaría de fe nos conduce a ser tocados por tales pretensiones. Aquí exploraré más profundamente nuestra voluntad de suspender la incredulidad cuando se trata de la vida después de la muerte.

 Apostando sobre la vida después de la muerte.

500751951 Por analogía, considere las apuestas de Las Vegas. La apuesta es un gran negocio, como cualquiera puede verse yendo por un sitio próspero, con un casino tras otro que grita en el resplandeciente neón, “¿puedes superar esto? “La apuesta es el mejor juego en los negocios, muy superior a la bolsa de valores, mientras seas la casa. Solo se necesita una pequeña ventaja en cualquier juego, con un montón de visitantes jugando un montón de rondas, y que tienes garantizadas para ganar. Para la ruleta, con 18 ranuras rojas, 18 ranuras negras y dos ranuras verdes (cero y doble cero), la toma es solo del 5.26%. Es decir, apostando o negro o rojo, usted ganará 18 de 38 veces, o 47.37%, mientras que la casa ganará 20 de 38 veces, o 52.63%. Si puso cien apuestas de $1.00 dólar, usted estaría sacando $5.26 dólares, en promedio. Esto puede no parecer mucho, pero de forma acumulativa con el tiempo, con millones de jugadores apostando mil millones de dólares cada año, la toma de la casa es significativa. Otros juegos son mejores para los apostadores.

Para apuestas directas en Dados, por ejemplo, la toma de la casa es un mero 1.4%. Para el Blackjack, con las reglas más liberales y óptimas (sin contar cartas), la casa gana un poco menos del 1%. Estos son los mejores juegos para jugar si eres un apostador (es decir, perderás más lentamente.) Con otros juegos es un precipicio para el apostador. La toma de algunas máquinas tragamonedas, por ejemplo, es un asombroso 25%. Es decir, usted está perdiendo 25 centavos por dólar, o, la casa gana 62.5% y gana 37.5% del tiempo. Sin embargo, la gente sigue jugando. ¿Por qué?

(Cabe señalar que estos porcentajes son probabilidades a largo plazo. Usted puede ganar, por supuesto, si sigue adelante y para. También puede ganar por “hacer trampa” — como lo definen los casinos — usando técnicas tales como el conteo de cartas. Un amigo mío ha pasado muchos años aprendiendo el arte de contar cartas para el Blackjack, pero ahora debe usar disfraces y rutinariamente es escoltado a la puerta cuando es descubierto en la mayoría de los casinos de Las Vegas, aparentemente una acción perfectamente legal ya que la ley permite a los negocios negar el “servicio” a cualquiera que deseen. Por último, hay algunos sistemas de apuestas interesantes que, en el mejor de los casos, retrasan lo inevitable. La “Martingala”, por ejemplo, también conocida como el sistema de “ir doblando”, es donde dobla su apuesta cada vez que pierde. Cuando gana ha doblado, con lo cual vuelve a su apuesta original. El problema es que las rachas perdedoras rompen con facilidad su banco personal. Si comienza con una apuesta de $5.00 dólares y pierde, digamos, ocho veces seguidas — nada inusual — apostará $10, $20, $40, $80, $160, $320, $640, y $1280, para un total de $2550 dólares, y si se pierde una vez más tiene que estar preparado para poner $2560 sobre los $2550 que acaba de perder. Como la mayoría de las mesas tienen límites superiores a las apuestas, y la mayoría de nosotros tenemos límites superiores a nuestras cuentas bancarias, esto evita que la martingala se aplique correctamente.)

1101710920_400 Como B. F. Skinner demostró en sus experimentos con ratas, palomas y seres humanos, los organismos no necesitan refuerzo constante para seguir presionando una palanca, picoteando un plato o tirando de una one-armed bandit (AKA máquina tragamonedas). El refuerzo intermitente funcionará igual de bien, y a veces incluso mejor al obtener la conducta deseada. Una “Variable Ratio Schedules” (Tabla de Proporción Variable) de refuerzo resulta ser la mejor para las apuestas, donde la ganancia es impredeciblemente variable, dependiendo de una tasa variable de respuestas. El premio viene después de 10 tirones, luego 3 tirones, luego 12 tirones, luego 7 tirones, luego 23 tirones, y así sucesivamente. Cuando era un estudiante de postgrado en psicología experimental a mediados de los 70’s trabajé en un laboratorio operante donde creamos estas tablas variables de refuerzo para nuestra rata, paloma y sujetos humanos. Es notable la poca frecuencia que los premios deben tener para mantener a los sujetos motivados. Y esto fue para premios tan básicos como el agua azucarada (ratas), semillas (palomas), y dinero (seres humanos). Imagínese cuánto más motivador y, en consecuencia, menor la tasa de refuerzo debe ser, cuando la recompensa es la creencia de que sus seres queridos perecidos no están realmente muertos y, como un bono adicional, se llega a hablar con ellos a través de un médium. Esto explica, en parte, el éxito de James Van Praagh, cuya tasa de aciertos es muy inferior a la de los juegos de apuestas más bajas de Las Vegas.

Unsolved-Mysteries-Staring-Robert-Stack7

Robert Stack Actor y Presentador del programa supersticioso: Misterios Sin Resolver fue muy famoso en los años 80’s y 90´s del siglo XX.

 Cuando en los Unsolved Mysteries (Misterios Sin Resolver) de la NBC me sentaron en un día de lecturas con Van Praagh en 1994, llevaba una cuenta corriente de su relación de aciertos y errores para cada uno de los 10 sujetos (uno de los cuales era yo). Fui generoso con qué tipo de información contó como un “acierto”,Van Praagh promedió 5-10 aciertos por cada 30 preguntas/afirmaciones, o 16-33%. Para un show20/20 de la ABC en 1998, conté una tasa mucho más baja de alrededor de 2-3 aciertos por cada 30 preguntas/afirmaciones, o un mero 6-10%. (Van Praagh estuvo en una gira de promoción exhaustiva en la que había hecho docenas de lecturas y perdió algunas señales obvias de sus seguidores que normalmente habría captado.) Después de darle el beneficio de la duda usando el porcentaje más alto de Unsolved Mysteries (Misterios sin Resolver), su tasa de acierto de 16-33% seguía siendo significativamente inferior a la de la ruleta donde el jugador gana casi la mitad (47.4%) del tiempo.

Debido a que el premio de Van Praagh es la esperanza de vida después de la muerte y la oportunidad de hablar con un ser querido muerto, los “jugadores” serán excepcionalmente piadosos con sus incontables errores. Al igual que las ratas y las palomas, los clientes de Van Praagh solo necesitan un acierto ocasional para convencerlos.

Vídeo donde el escéptico Michael Shermer es entrevistado sobre James Van Praagh. Sub español.

Cómo Hablar con los Muertos. 

Van_Praagh_banner Ver a James Van Praagh trabajar una multitud o hacer una lectura individual es una experiencia educativa en psicología humana. No nos equivoquemos al respecto, es un hombre listo. Algunos escépticos pueden considerarlo, en el mejor de los casos, como moralmente reprobable, pero no debemos subestimar sus verdaderos talentos teatrales y su simpatía, adquirida a través de años de experiencia hablando con personas reales fuera de las limitantes de laboratorio, que tocan algunos de los sentimientos humanos más profundos. Van Praagh magistralmente utiliza su habilidad y mañas aprendidas en las tres técnicas básicas que utiliza para “hablarle” a los muertos:

1. Cold Reading (Lectura en frío).La mayor parte de lo que hace Van Praagh es lo que se conoce en el mundo del mentalismo como la lectura en frío, donde literalmente “lees” a alguien “fríamente”, sin saber nada sobre ellos. Hace muchas preguntas y hace numerosas afirmaciones, algunas generales y otras específicas, y a ver qué pega. La mayor parte del tiempo se equivoca. Sus seguidores hacen visiblemente con la cabeza “no”. Pero, como se señaló anteriormente, solo necesita un acierto ocasional para convencer a su clientela de que es genuino. A veces tiene suerte, y como los mentalistas señalan, siempre toma el crédito por aciertos de suerte.

2. Warm Reading (Lectura en tibio). Esta es la utilización de principios conocidos de psicología aplicados a casi todo el mundo. Por ejemplo, la mayoría de las mujeres afligidas llevarán una pieza de joyería que tiene una conexión con su ser querido. Katie Couric en The Today Show, por ejemplo, después de que su marido murió, llevaba su anillo en un collar cuando ella regresó al show. Van Praagh sabe esto sobre el luto de la gente y dirá algo como”¿tiene un anillo o una pieza de joyería con usted, por favor?”Su objetivo no puede dar crédito a lo escuchado y mueve la cabeza con entusiasmo en forma afirmativa. Él dirá “gracias”, y seguirá adelante como si hubiera adivinado esto desde el cielo. La mayoría de las personas también tienen consigo una fotografía de su ser querido o cerca de su cama, y Van Praagh tomará crédito por este acierto específico que es realmente aplicable a la mayoría de la gente.
Van Praagh es hábildeterminando la causa de muerte centrándose en el pecho o en áreas de la cabeza, y luego explorando si se trata de un lento o repentino final. Él crea su ruta descendiente mediante estas posibilidades como si estuviera siguiendo un diagrama de flujo de computadora y luego rellena los espacios en blanco. “Estoy sintiendo un dolor en el pecho.”Si obtiene un gesto positivo, continúa. “¿Tenía cáncer, por favor? Porque estoy viendo una muerte lenta aquí.” Si consigue el visto bueno, recibe el acierto. Si el sujeto vacila del todo, cambiará rápidamente a ataque al corazón. Si se trata de la cabeza, va por ataque cerebrovascular o lesión en la cabeza de un accidente automovilístico o una caída. Estadísticamente hablando solo hay media docena de formas en que el 90% de nosotros muere, por lo que, con un poco de sondeo, y las señales verbales y no verbales del sujeto, él puede parecer conseguir muchos más aciertos aquí de lo que realmente está percibiendo.

james_van_praagh-occult 3. Hot Reading (Lectura en caliente). El mentalista Max Maven me informó que algunos mentalistas y psíquicos también hacen lecturas “en caliente”, donde obtienen información sobre un sujeto antes de tiempo. No sé si Van Praagh investiga o utiliza detectives privados para obtener información sobre la gente, pero he descubierto mediante numerosos productores de televisión que Van Praagh consciente y deliberadamente bombardea para obtener información de antemano de sus objetivos, luego usa esa información para engañar al público de que tuvo esa visión desde el mundo espiritual. Leah Hanes, por ejemplo, un productor e investigador de The Other Side de la NBC, me explicó cómo Van Praagh la utilizó para obtener información sobre los invitados durante sus numerosas apariciones en el show (entrevista en Abril 3, de 1998):

No puedo decir que creo que James Van Praagh es un completo fraude, porque vino con cosas que no le había contado, pero hubo momentos en el show cuando parecía estar viniendo con nueva información que recibió de mí y otros investigadores antes. Por ejemplo, lo recuerdo preguntando por la profesión del ser querido de uno de nuestros invitados, y le dije que era bombero. Entonces, cuando comenzó el show, dijo algo al respecto, “Veo un uniforme. ¿Era un policía o un bombero, por favor? Todos estaban atónitos, pero lo consiguió directamente de mí.

¿Engaño o autoengaño?

Cuando empecé a seguir a Van Praagh, pensé que tal vez había un cierto elemento de auto-engaño de su parte donde, dándole el beneficio de la duda (parece simpático), desarrolló sus técnicas de lectura en frío y en caliente a través de un proceso gradual de retro-alimentación y reforzamiento mediante los sujetos, muy parecido al condicionamiento operante de una rata a través de la “conformación” – (Definición: Configuración o forma particular de una cosa, especialmente de una cosa inmaterial.) Donde uno recompensa los comportamientos parciales hasta alcanzar el objetivo deseado. Por ejemplo, algunos gurús llegan a creer en su propia divinidad cuando suficientes de sus seguidores les dicen que son divinos. Los escépticos somos muy conscientes del poder del autoengaño en las áreas que involucran la memoria.

 james_van_praagh_200px El comportamiento humano es enormemente complejo, así que supongo que es posible que Van Praagh sea a la vez engañoso y autoengañoso, pero con los años he observado mucho más de lo primero que lo segundo. Durante la grabación de Unsolved Mysteries (Misterios sin Resolver), que duró 10 horas y lleno de numerosos descansos, Van Praagh hacía rutinariamente charla con nosotros, haciendo muchas preguntas y obteniendo información, lo que posteriormente usó a su favor cuando las cámaras estaban rodando. ¿Es posible que no se dé cuenta conscientemente de que está haciendo esto? Contacté a numerosos mentalistas sobre Van Praagh y me aseguraron que es extremadamente improbable que se engañe a sí mismo porque son técnicas que ellos usan, y lo hacen de manera consciente e intencionalmente. Me dijeron que estaba siendo ingenuo al tratar de dar a Van Praagh el beneficio de la duda. Hablé con un individuo que trabaja una línea directa de 900 psíquicos, que es un escéptico, pero cree que puede haber “algunas” habilidades psíquicas. Conoce a Van Praagh, y muchas de las personas que trabajan con él en esa industria (desafortunadamente no habló para el filme), y me asegura que Van Praagh no se autoengaña. El consenso de la industria psíquica, me dice esta fuente, es que James Van Praagh sabe exactamente lo que está haciendo.

Atrapado Engañando.

Incluso para los observadores experimentados es notable cómo Van Praagh parece conseguir aciertos, aunque una mirada más cercana revela que no lo hace. Cuando estábamos filmando una sesión de 20/20, me dijeron que, aunque en general no lo había hecho bien la noche anterior, él consiguió un par de aciertos sorprendentes — incluyendo el nombre del perro familiar de una mujer. Pero cuando revisamos la cinta de vídeo, esto es lo que realmente sucedió. Van Praagh estaba bombardeando con su lectura a un caballero llamado Peter, que estaba atónito y obviamente escéptico (sin retroalimentación la tasa de aciertos de Van Praagh cae a la mitad). Después de decenas de errores, Van Praagh preguntó, “¿Quién es Charlie?” Peter permaneció sentado allí atónito, incapaz de recordar si conocía a alguien de importancia llamado Charlie, cuando de repente la mujer sentada detrás de él — una completa extraña — exclamó “Charlie era el perro de nuestra familia.” Van Praagh aprovechó el momento y proclamó que podía ver a Charlie y Papá caminando juntos en el cielo. Al parecer, las habilidades psíquicas de Van Praagh no están lo suficientemente afinadas como para distinguir entre un ser humano y un perro.

James-Van-Praagh Lo más destacado de la sesión de 20/20, sin embargo, fue un caso de lectura en caliente que Van Praagh negó haber hecho. En un descanso, con la cámara de vídeo grabando, mientras se relaja y toma un vaso de agua, de repente llamó a una joven llamada Mary Jo: “¿Tu madre falleció?” Mary Jo negó con la cabeza, y luego mencionó “Abuela.” Unos 54 minutos más tarde Van Praagh volvió hacia ella y dijo: “Quiero decirte, hay una señora sentada detrás de ti. Se siente como una abuela para mí.”

Van Praagh sospecha que podría haber sido montado por 20/20. Les puedo asegurar que no lo estaba. En este particular incidente, por ejemplo, ni él ni los productores eran conscientes de que la cámara estaba encendida durante el descanso. Cuando estuve allí me preguntaron sobre el acierto de la abuela, y les expliqué que lo habría adivinado yo mismo — porque por la edad de la mujer sería más probable que sea una abuela que una madre, y desde allí se tiene un chance de 50/50. Justo entonces uno de los productores fílmicos dijo, “sabes, creo que lo logró en el descanso. Lástima que no lo tengamos en video. Después de comprobar que descubrieron que lo actuó, Van Praagh fue capturado en flagrancia. Pero cuando se enfrentó al corresponsal de 20/20 Bill Ritter con el videoclip, proclamó: “No hago trampa. No tengo que probarlo… no hago trampa. No hago trampa. Quiero decir, vamos…” Interesante. Nadie dijo nada acerca de hacer trampa. Van Praagh está negando su propia acusación autoimpuesta.

Como ejemplo del poder de la maquinaria de fe para distorsionar la realidad, incluso después de que destrozamos a Van Praagh, Barbara Walters concluyó en el debate:

Era escéptica. Todavía lo soy, pero conocí a James Van Praagh. Él no esperaba encontrarme. Sabía que el nombre de mi padre era Lew — Lewis dijo — y sabía que mi padre tenía un ojo de vidrio. La gente no sabía eso.

original

Bill Ritter fue corresponsal del programa 20/20 de la abc.

 Ritter, haciendo su trabajo en esta sesión hasta el final amargo, respondió:

Me contaste la historia ayer y te dije que buscaría y vería lo que podría averiguar. En pocos minutos descubrí que el nombre de tu padre era Lew y que era muy conocido en el mundo del espectáculo. Y esta mañana estaba buscando en un libro y encontré un pasaje que dice que estaba ciego de un ojo — un incidente accidental de niño — y que tenía un ojo de vidrio. Si lo descubrí, entonces él podía hacerlo.

Mientras que Walters nerviosa por la frustración, aparentemente a tientas de algún vestigio de esperanza, Hugh Downs –(Nota: otro corresponsal-presentador del programa) declaró sin reservas: “No le creo”.

¿Dónde hemos escuchado todo esto antes? Hace cien años, cuando los médiums, las sesiones y el espiritismo estaban de moda en Inglaterra y Estados Unidos, Thomas Henry Huxley concluyó, como solo él podía en su ingenio sarcástico, que tan absurdo como era, las manifestaciones espirituales podrían reducir al menos los suicidios:  “Más vale que un banquero viva a que muera y que se diga tonterías a través de un “médium” contratado como conejillo de indias en una sesión.”

Es extraño que este fenómeno se repita un siglo después. Tal vez Marx tenía razón cuando escribió en el Eighteenth Brumaire (18vo Brumario) que Hegel señala en algún lugar que todos los grandes hechos y personajes históricos del mundo ocurren, por así decirlo, dos veces. Olvidó agregar: la primera vez como tragedia, la segunda como farsa. En este caso, la muerte es la tragedia, Van Praagh es la farsa.

La Tragedia de la Muerte.

duelo-para-sentir La explicación más sencilla de cómo James Van Praagh puede salirse con una afirmación tan escandalosa sobre tan delgada evidencia y técnicas cuestionables es que se relaciona con temas difíciles de superar como la tragedia y finalmente – la muerte. Tarde o temprano todos enfrentaremos este hecho inevitable, empezando, en el curso normal de los acontecimientos, con la pérdida de nuestros padres, luego hermanos y amigos, y eventualmente nosotros mismos. Es un resultado sombrío bajo las mejores circunstancias, empeorado aún más cuando la muerte llega temprano o accidentalmente a aquellos cuyo “tiempo no ha terminado.” Como los que trafican en el negocio de la pérdida, la muerte y el dolor conocen muy bien, estamos a menudo en nuestro momento más vulnerable. Esta realidad puede hacer que el más controlado y racional entre nosotros se ponga emocional.

Experimenté toda la fuerza de esta realidad el 2 de abril de 1998. Los acontecimientos de ese día me impulsaron a considerar lo que le diría a alguien que está de duelo. El programa de televisión 20/20 de la ABC vino a mi casa y oficina, luego me siguió al Occidental College para filmar algunas imágenes de fondo en mi curso de pensamiento crítico. Pensé que pediría a los estudiantes que respondieran a la pregunta que normalmente recibo de los periodistas: “¿Qué hay de malo en lo que James Van Praagh hace?” Los estudiantes tenían mucho que decir, pero una mujer llamada Melissa contó una historia personal acerca de cómo su papá había muerto cuando tenía 10 años y que nunca lo había superado. Estaba triste porque su padre nunca llegó a verla jugar al voleibol o al baloncesto, o verla graduarse de la secundaria. Su opinión de James Van Praagh era menos que caritativa, por decir lo menos. No podía imaginar cómo una actuación así podría hacer que alguien se sintiera mejor con respecto a la muerte. En una madurez más allá de sus años, expresó su opinión de que uno realmente no supera esa pérdida; uno solo aprende a vivir con ella: “Cuando mi padre murió primero solo quería seguir adelante con mi vida y no dejar que me molestara demasiado, ahora solo trato de no olvidarlo. El próximo año cuando cumpla 20 años habré vivido 10 años con mi papá y 10 años sin él… así que supongo que es cuando mi vida comenzará… como un nuevo capítulo o algo así.” En ese momento estaba luchando contra sus lágrimas. Fue un momento muy conmovedor.

Al regresar a casa, me disponía a enviar a Melissa un correo electrónico expresando lo trágico que debía ser perder a su papá a una edad tan temprana, cuando abrí un correo electrónico de mi hermana, que decía:

Estaba pensando en papá hoy en este 12vo aniversario y de lo orgulloso que habría estado de ti y de todo lo que has logrado con tu vida. Por alguna razón, realmente lo he estado extrañando últimamente, más de lo que lo he hecho en mucho tiempo y todavía es tan difícil estar sin él. Realmente espero que haya un cielo, a pesar de que sé lo contrario, pero la idea de nunca volver a verlo, nunca, es demasiado difícil de soportar.

Con amor, Tina.

michael_shermer Nuestro padre murió hace 12 años ese día, 2 de abril de 1986, y es probablemente algo bueno el que no me haya dado cuenta de eso en clase, ya que habría sido muy difícil mantener la compostura.

Era una circunstancia tan peculiar de acontecimientos que me llevaron a reflexionar sobre lo que le diría a alguien en duelo. Habiendo visto a James Van Praagh ahora por casi cinco años, quería imaginar que podría decir algo al respecto: Está bien Melissa, tu papá está aquí ahora en el cuarto con nosotros. Me está diciendo que te quiere. Dice que te cuida. Le encanta verte jugar baloncesto y voleibol. Vio graduarte. Está contigo siempre. No estés triste. No llores. Vas a verlo de nuevo. Todo está bien.

Mi respuesta a Melissa, y para todos los que han recibido una “lectura” de Van Praagh, es el siguiente:

En primer lugar, nadie sabe si algo de esto es cierto, pero incluso si lo es, ¿por qué tu ser querido habla con este tipo que ni siquiera conoces? ¿Por qué elegiría hacer su aparición en algún estudio de televisión o en alguna sala de conferencias del hotel con cientos de otras personas alrededor? ¿Por qué no habla contigo? Eres a la única que ama, no a este tipo que consigue $40 dólares por asiento en una sala con 400 personas, o $200 dólares por una lectura privada, o dos millones de dólares por un libro lleno de este tipo de tonterías. ¿Por qué tienes que pagarle a alguien para hablar con tu ser querido?

En la Oficina Postal St. Louis (1 de Marzo, de 1998) Van Praagh me llamó  “rat fink” “soplón cínico.” Tomé esto como un cumplido porque un “cínico” es alguien que dice la verdad sobre ellos. En los círculos de la Mafia significa que un crimen ha sido expuesto. En el show 20/20 Van Praagh ofreció este punto de vista de la diferencia entre mi trabajo como escéptico y el suyo como un psíquico: “Él hace que su vida sacuda a la gente, poniéndola con los pies en la tierra. Yo me gano la vida sanando y resignando a la gente. No soy un acto circense. No soy un espectáculo. Es obra de Dios.” A estas alturas casi todos en Estados Unidos ha escuchado lo que James Van Praagh dice a los corazones doloridos. Esto es lo que podría decir. No es la obra de Dios, pero es juzgado como quién pone a la gente aterrizada y resignada. A Melissa, mis hermanas Tina y Shawn, y para mi propia hija Devin, si debo morir antes de tiempo, dedico este ensayo y cierro con esta declaración:

árvore-de-família-13907096 Lamento que esto haya pasado. No es justo. No es justo en absoluto. Si fuera tú, me sentiría engañado y herido; incluso podría estar enojado por no tener más tiempo con mi papá. Tienes todo el derecho a sentirte mal. Si quieres llorar, hazlo. Está bien. Está más que bien. Es humano. Muy humano. Todas las personas cariñosas y afectuosas sufren cuando los que aman se han ido. Y todos nosotros, cada uno de nosotros, experimentaremos este sentimiento en algún momento de nuestras vidas. A veces nos entristece profundamente y durante mucho tiempo. A veces lo superamos y a veces no. Sobre todo, seguimos con nuestras vidas porque no hay nada más que podamos hacer. Pero la gente amorosa y cariñosa continúa pensando en sus seres queridos sin importar lo lejos que han llegado con sus vidas, porque nuestros seres queridos muertos continúan viviendo. Nadie sabe si realmente siguen viviendo en algún otro lugar — sospecho que no — pero sí sabemos con seguridad, con la mayor certeza que cualquier teoría científica o argumento filosófico puede reunir, que nuestros seres queridos siguen viviendo en nuestros recuerdos y en nuestras vidas. No es malo sentirse triste. Es correcto. Evidentemente correcto. Significa que amamos y podemos ser amados. Significa que nuestros seres queridos continúan viviendo porque seguimos extrañándolos. Las lágrimas de tristeza son realmente lágrimas de amor. ¿Por qué no debes llorar por tu papá? Es tu papá y lo amas. No permitas que nadie intente quitarte eso. La libertad para llorar y amar es uno de los fundamentos del ser humano. Tratar de quitar esa libertad a una ilusión de falsa esperanza y promesas que no pueden ser hechas es inhumano. Celebra tu amor por tu papá en todo lo que puedas. Ese es tu derecho, tu libertad, tu humanidad.

____________________________________________________________________

d26e9e01d83a1d1178199051277a7197--michael-shermer-space-aliensAutor del artículo:  El Dr. Michael Shermer es el fundador de la revista Skeptic ( Revista de escepticismo científico de Estados Unidos.) también es columnista mensual para Scientific American (Revista de divulgación científica estadounidense), un colaborador regular en Time.com, y miembro presidencial en la Universidad Champman. Su nuevo libro es The Moral Arc: How Science and Reason Lead Humanity Toward Truth, Justice, and Freedom. “La moral del Arca: Cómo la ciencia y la razón guían a la humanidad hacia la verdad, justicia y libertad”. También es el autor de diversos libros como The Believing Brain: “El cerebro creyente: Desde fantasmas y dioses a políticos y conspiraciones” -cómo construimos creencias y los reforzamos como verdades; The Mind of the Market, “La mente del mercado”, sobre economías evolucionarías, Why Darwin Matters: Evolution and the Case Against Intelligent Design, “Por qué Darwin importa: Evolución y el caso contra el Diseño Inteligente”, y de The Science of Good and Evil.  “La ciencia del bien y del mal” etc.

Ha sido catedrático desde 1979, enseñado en el “Occidental College”, el “Glendale College”, y en la Universidad Claremont Graduate, donde enseñó un curso tri-disciplinario para estudiantes de doctorado en Evolución, economías y el cerebro. Como intelectual público contribuye regularmente en opiniones de editorial, revisiones de libros, y ensayos en el “Wall Street Journal”, en el “Angeles Times”, en las revistas científicas Science y Nature, entre otras publicaciones. El Dr. Shermer ha recibido su maestría en psicología de la Universidad Pepperdine, una maestría en psicología experimental de la Universidad Estatal de California, Fullerton, y su Doctorado en historia de la ciencia de la Universidad Claremont Graduate. Ha aparecido en programas de televisión como “The Colbert Report” (El Reporte de Colbert), 20/20, Dateline, Charlie Rose, y en Larry King Live (pero, orgullosamente, nunca en “JarrySpringer!.”) Sus dos pláticas en TED, han sido vistas por millones, fueron votadas en los 100 primeros de entre más de 1000 pláticas TED.

 Photo3Krisangel23 Soy editor de Metrópolis Escéptica, así como subtitulador del grupo Traducciones Herejes los cuales traemos vídeos, documentales, entrevistas, conferencias, charlas y artículos del inglés al español sobre diversos temas como ateísmo, escepticismo, divulgación científica, diversidad afectiva sexual, humanismo secular etc.

Traductor del artículo: @elmagoreydavid.

                         Traductor de la biografía resumida de Michael Shermer: Elarmoncru. 

Nota: James Van Praagh es posiblemente el médium más famoso y millonario de habla inglesa aun sigue ganado millones de dólares escribiendo libros “espirituales” y dando conferencias donde les comunica a sus seguidores lo que sus parientes muertos les quieren decir etc. Parece que el cerebro de millones de personas no merece llamarse cerebro sino mierd…

Referencias: 

1) Este artículo se puede encontrar en la revista Skeptic Volumen 6 numero 1. Ciencia y Sociedad. http://www.skeptic.com/magazine/archives/6.1/ 

Publicado también en la página web.- http://www.skeptic.com/reading_room/talking-twaddle-with-the-dead/

Esta edición incluye: Entrevista a E.O. Wilson; Escépticos de Periodismo Objetivo; GRE como Ciencia Marginal; Guía de Debate sobre Políticas de Drogas; ¿Fraude en Nombre de la Religión?; New Age High Tech…

2) MEET MICHAEL SHERMER.- http://www.skeptic.com/about_us/meet_michael_shermer/

3) Página oficial de Oprah.  What James Van Praagh Knows About Life After Death.- http://www.oprah.com/own-oprahshow/what-medium-james-van-praagh-knows-about-life-after-death-video

4) Tampa Bay’s Christmas 1996 “Virgin Mary Apparition”.- http://www.tampabayskeptics.org/v9n4rpt.html

5) Página oficial de James Van Praagh.-  http://www.vanpraagh.com/